5 Preguntas para Desintoxicar tu Mente

Desintoxicar la mente

¿Por qué me siento vacío?  

¿Por qué, a pesar de todas las bendiciones que hay en mi vida, sigo sintiendo que nada sale como quiero y que estoy lejos de ser feliz? 

Justo ahora, puedo respirar y ser parte de la creación de Dios a través de mis ojos, mi piel, mis oídos, mi olfato… Pero aun así, algo no está bien. Hay una “ilusión” que me convence de ello, me dice que no soy suficiente, que no tengo suficiente, y que quién sabe si algún día lo tendré.  

Si te pasa esto a menudo, es hora de sacar el ruido, la ira y el dolor que te separan del universo de posibilidades que Dios tiene para ti.  

Desintoxicar la mente es un hábito, porque, al igual que tu casa se ensucia cada cierto tiempo, el templo de tu espíritu requiere de atención y cuidado.  

Tu templo interior es también el refugio donde Dios habita dentro de ti, (si no estás cómodo con la palabra Dios, puedes sustituirla por Universo, Vida, Energía, Amor, por ejemplo, para eliminar todos los conceptos que aprendiste, y te impiden centrarte en su verdadero significado) por eso, necesitas mantener ese templo despejado, pacífico y luminoso.  

Dios, o el universo, siempre está ahí, incluso si le pides que se vaya, pero si hay egoísmo, soberbia o desconfianza, no quedará espacio para que haga milagros en tu vida.

Entonces, ¿cómo desintoxicar la mente para reconectarte con Dios?  

Ponte cómodo, busca un cuaderno y un lápiz, o en su lugar una grabadora de mano, y ubícate en un lugar tranquilo. Estas 5 preguntas lo cambiarán todo.  

Preguntas para desintoxicar la mente y volver a conectarte con Dios  

Sé honesto contigo mismo. Nadie juzgará tus respuestas como buenas o malas. Ni siquiera tú deberías hacerlo.  

Lo que respondas será, simplemente, un reflejo de tu estado interior. Un testimonio que no hace falta que entiendas usando la razón o el sentido común.  

Cuando estés listo, sigamos.  

  1. ¿Qué es la “felicidad”? 

Escribe qué significa para ti ser feliz. No tiene que ser una descripción muy elaborada, puedes usar frases cortas, mencionar emociones, lugares o personas. Lo importante es que no pienses demasiado en tu respuesta o el Ego influirá en tu punto de vista.  

  1. ¿Qué es la “paz”? 

Ahora, anota qué significa para ti estar en paz. ¿Qué es una vida pacífica? ¿Qué es tener el corazón en calma?  

Si quieres, puedes imaginarte en una situación en la que todo lo que relacionas con la palabra “paz” se cumple en tu vida, y luego escribirla. ¿En qué circunstancia estás? ¿Qué hay a tu alrededor? ¿Quiénes están contigo?  

  1. ¿Qué es el “placer”? 

Una vez más, anota lo que significa para ti una vida placentera.  

¿Qué actividades te producen placer? ¿Qué tipo de comida se te hace irresistible? ¿Qué lugares es placentero visitar?  

Recuerda ser honesto y permitir que sea tu consciencia superior la que responda. Nadie te juzgará. Esto es para ti.  

  1. ¿Qué son los “problemas”?

Anota ideas o conceptos que relaciones muy de cerca con los “problemas”. Un buen ejercicio es escribir 5 o 6 líneas con el enunciado: “Los problemas son…”, y completar la frase.  

No hace falta que la respuesta tenga sentido estructural o gramaticalmente, solo deja que fluya… Tu Yo Interior ha conquistado certezas que la razón desconoce.  

  1. ¿Qué es la “vida”? 

Ahora, vas a describir a tu manera qué es para ti la vida.  

¿Qué significa estar vivo? ¿Cómo sabes que estás vivo?  

¿Cuál es, para ti, el propósito de vivir? ¿Cuál es tu objetivo?  

No tiene que parecerse al de nadie más, tampoco tiene que ser el que tus padres o la comunidad han decidido. Estás en un lugar seguro, y Dios habita dentro de ti. No hay por qué temer o fingir ser alguien que no eres. Responde con el corazón y todo saldrá bien.  

Todo proviene de Dios, nada en mi vida es un accidente 

Cuando hayas contestado a las cinco preguntas anteriores, el siguiente paso para desintoxicar la mente consistirá en leer tus respuestas y buscar ideas similares.  

  • ¿La paz y la felicidad significan lo mismo para ti?  
  • ¿Ves los problemas como la causa de toda tu desdicha?  
  • ¿Ser feliz y sentir placer parecen ser lo mismo?  
  • ¿Tu propósito en la vida es compatible con tu idea de la felicidad, o se aleja de ella?  

Tómate el tiempo que necesites para analizar cada respuesta y comenzarás a darte cuenta de que, en gran parte, lo que veías como felicidad es otra forma de sentir paz o placer inmediato. Así funciona la ilusión del Ego, que intenta convencerte siempre de que hay algo más grande, más glorioso, más significativo que el simple hecho de ser quien eres: una parte de Dios. 

Confundes el ser feliz con tener un coche nuevo, irte de viaje o ganar mucho dinero.  

Confundes la paz con la ausencia de problemas, y el sentido de la vida con el placer.  

De aquí viene tu vacío, tu inconformidad, tu desdicha.  

Un Curso de Milagros dice:  

¿Cómo puedes enseñarle a alguien el valor de algo que él mismo ha desechado deliberadamente? Tiene que haberlo desechado porque no le atribuyó ningún valor. Lo único que puedes hacer es mostrarle cuánta infelicidad le causa su ausencia e írselo acercando lentamente, para que pueda ver cómo mengua su infortunio según se aproxima a ello. Te estoy enseñando a que asocies la infelicidad con el ego y la felicidad con el espíritu.

El Ego te dice que los problemas son la causa de todo lo malo que te pasa: “La culpa es del sitio donde vives, la gente que te rodea o el empleo que tienes”. 

“Si cambiaras esto y aquello, al fin podrías ser feliz”. Es así como piensa el Ego.  

Para el Ego, es más fácil culpar a los demás porque, así, te hace creer que no eres el dueño de tu vida, que no puedes hacer nada para cambiar tu realidad. Pero sí puedes. Estás cambiando el mundo todo el tiempo, a cada segundo.  

Eres más feliz de lo que piensas.  

Tienes una vida más pacífica de lo que crees.  

Tu plenitud es infinita y no depende del placer.  

Los problemas son solo oportunidades. Solo oportunidades 

¿Cuántas veces has tenido un problema?  

¿Cuántas veces lo has resuelto, y eso te ha hecho una mejor persona? 

Si te haces constantemente preguntas como estas para desintoxicar la mente, será cada vez más difícil para el Ego manipular cómo te sientes y piensas.  

Será tan difícil que, poco a poco, se irá dando por vencido y comenzarás a entender que todo lo que te pasa proviene de Dios. Por lo tanto, no hay accidentes en tu vida.  

Practicar este ejercicio es de constancia, pero la recompensa es una vida de libertad, una vida llena de milagros, y es esto lo que Dios quiere para ti. Nada menos que un banquete de milagros.  

Fuente: Nick Arandes – Vídeo “https://youtu.be/0fmEVX33cwQ 

(Leído 3.835 veces - 1 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on print

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

4 comentarios en “5 Preguntas para Desintoxicar tu Mente”

  1. Buen dia, definitivamente es muy importante responderse esas preguntas, que para mi criterio son básicas porque me ayudan a ubicarme en el contexto actual, que puede cambiar, cada momento, inclusive y me ayudan a mantener la mente abierta o más bien, la conciencia alerta. Muchas gracias. Bendiciones.

  2. Buen día, mi nombre es Angelina de Chile, sigo los videos en Youtube hace mas de 2 meses, sigo la meditación de sanación ya mas de 1 mes.
    Debo decir que hay un antes y un después de mi, no soy la misma, he aprendido muchas cosas de mi ser, de mi entorno , de mi vida en general, pero lo que mas me ha impactado y cambiado que logre darme cuenta que no estoy sola, que siempre tuve el afán de sentirme en una soledad tan profunda que no me dejaba ver mas allá de mis limitaciones.
    Es duro estar tanto tiempo en estancamiento, se pierde el tiempo presente mas preciado, pero comprendo que también fue parte del camino llamado vida.
    Agradecida de toda la dedicacion del canal y medios que tiene Sr. Elias, la labor y los beneficios son inmensos e incalculabres.
    Un abrazo desde Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.