logo

5 Signos de que el Miedo Dirige tu Vida (Y Cómo Liberarte)

httpv://youtu.be/OXrnbP6L3Ls

La mayoría de personas en nuestra cultura están plagadas de miedos, estos miedos son los que dirigen nuestra vida. Y a fin de cuentas, tomamos todas nuestras decisiones a favor de él. Lo curioso es que, la mayoría de la gente ni siquiera lo sabe. Esto es en parte debido a que, en nuestra cultura, tendemos a cambiar la palabra “miedo” por una más aceptable que es “estrés”. El estrés, prácticamente es un símbolo de éxito en nuestra cultura, ya que por ejemplo, alguien exitoso trabaja mucho y se “estresa”.

Nos han enseñado a pensar que el miedo es para los cobardes. Lo vemos como una debilidad, algo que debemos ocultar a los demás y hacerle frente en la oscuridad de la noche. Pero el miedo no debería provocar vergüenza o permanecer oculto. Ahora más que nunca, nuestros miedos necesitan estar descaradamente en el centro del escenario, para que podamos dejar que ese miedo ilumine lo que necesitamos “sanar” en nuestras vidas y, finalmente, ser libres.

Según Lissa Rankin, autora del libro The Fear Cure, el miedo es astuto, y éste se muestra en un gran numero de disfraces. Pero hasta que veas el miedo como lo que es, difícilmente tendrás una relación correcta con él para liberarte.

¿Cómo puedes saber si el miedo dirige tu vida? A continuación 5 signos de ello:

1. Te encuentras luchando en vano por un estándar imposible de alcanzar, como la perfección.

Cuando tienes miedo (de la crítica, el fracaso y el rechazo), harás todo lo posible por ser perfecto/a. Por supuesto, la máscara de la perfección también te separa de lo que más quieres: la verdadera intimidad, y a ser amado y aceptado por tu verdadero yo.

2. Te resignas.

Cuando tienes miedo de tomar riesgos e ir a por lo que realmente quieres, te convences de que tu vida (tus relaciones, tu trabajo, tu presente…) es lo que te ha ofrecido. Cuando el miedo comienza, se te olvida cómo soñar. Te comprometes entonces con la palabra “realista”, pero ser sedentario no es ser realista, es un síntoma devastador del miedo que te dice que, no es posible llegar a donde esperas.

3. Dices que sí, cuando quieres decir no.

Cuando tienes miedo de decepcionar a la gente o ser rechazado si no dices que si, caerás en la trampa de agradar a todos, al autosacrificio, todo ello conduce al resentimiento. Pero cuando el miedo ya no es parte de tu vida, dirás que no, porque sentirás amor propio. “No”, es una frase completa. Esto no significa que no tienes que ser generoso o servicial, puedes ser servicial y generoso cuando la raíz viene del amor genuino, y no del miedo.

4. Dices que no, cuando quieres decir si.

Cuando tienes miedo, es poco probable que asumas riesgos. Vas a sentir el anhelo de iniciar tu propio negocio, salir con la chica de tus sueños, hacer ese viaje tan esperado, tener un bebé, o inscribirte en una clase de arte. Pero dirás que no, porque tienes miedo de fracasar, miedo de tener éxito, miedo a ser rechazado, miedo de agitar las cosas, miedo de salir de tu zona de confort. Cuando dejas que el miedo te cure, comenzarás a dejar que tu alma se ponga por delante, a que de saltos de fe y a decir si cuando lo anhela.

5. Te anestesias con el alcohol, las drogas, el sexo, la televisión o trabajar en exceso entre otras cosas. 

El miedo causa dolor interno, una enfermedad del alma que puede causar depresión, ansiedad, inquietud, impotencia, desesperanza, frustración, tristeza, soledad y fatiga. Con el fin de evitar este dolor interior, tendemos a realizar actividades adictivas que nos corrompen y nos traen más dolor sin darnos cuenta. Esto sólo nos coloca una tirita temporal en la herida, al tiempo que aumentan los sentimientos de baja autoestima que aumentan el dolor interno.

Cuando no tienes miedo de estar tranquilo contigo mismo, de hacer frente a tus demonios internos para sanar la raíz, ya no necesitas el alcohol, los cigarrillos, comer en exceso, ser adicto al trabajo, o tomar analgésicos. Vas a tener el valor de adentrarte en el camino para transformar tu interior, lo que te conducirá a la libertad.

Cómo vencer el miedo

Cómo vencer el miedoLos anteriores 5 puntos no están ahí para asustarte, están para que comiences a despertar, para inspirarte, y así embarques en el viaje de tu transformación de miedo a libertad.

Vencer al miedo, o liberarte de él, es un asunto que no tiene que ver con derrotarlo o deshacerte de él. Tiene que ver con que el miedo sea tu amigo. Se trata de dejar que el mismo miedo te cure, en lugar de vencer al miedo. Al desarrollar la relación correcta con el miedo y la incertidumbre, el miedo se convierte en el dedo apuntando hacia una situación que hará que te cures.

Aquí te presento algunos consejos que puedes hacer el día de hoy para vencer el miedo aceptándolo:

1. Concentrate en lo que aprecias.

El amor puede vencer el miedo casi instantáneamente cuando abres tu corazón y permites sentir gratitud. Cierra los ojos y piensa en un niño que amas, o alguien a quien amas el cual sabe tocar tu corazón. Recuerda un momento en el que te sentiste envuelto en el amor, cuando tuviste tu primera mascota, cuando te conmoviste por algún suceso, cuando por algún motivo supiste que alguien ahí arriba te cuidaba y te protegía. Déjate experimentar ese recuerdo de amor y conexión. El lado oscuro del miedo se disolverá en un momento.

2. Medita.

La meditación es una manera estudiada y científicamente comprobada de reducir el miedo, mejorar la salud, aumentar tu coraje, y de conectarte con la verdadera vida.

3. Cuestiona tus creencias para vencer el miedo.

Cada vez que tengas un pensamiento temeroso, cuestiónalo. ¿Qué hay de cierto acerca de lo que estoy pensando? ¿Qué es lo que no es cierto acerca de ese pensamiento? En el momento que dudes de tus pensamientos y creencias, comenzaras a tomar distancia, lo que te permitirá tener un espacio para ser un testigo de tus pensamientos. Esto hará que salgas de la cueva del miedo de inmediato.

4. Confía en Dios.

Einstein dijo: “La decisión más importante que hacemos es elegir si vivimos en un universo amigable u hostil”. Cuando crees que vives en un universo hostil, la vida es aterradora. Pero cuando confías en que te sostiene, en que te sientes amado, seguro, nutrido y protegido por una inteligencia superior que es la fuente del amor, entonces puedes relajarte.

Ya sea que te consideres o no religioso, o simplemente te consideres alguien espiritual, confiar en un universo amigable te ayudará a soltar tus ataduras y a rendirte. Esto hará que tus deseos y problemas sean una ofrenda para Dios, de forma que te sientas autentico contigo mismo.

5. Encuentra a personas que conecten con tu alma.

Encuentra a otras personas que estén tomando una decisión valiente de ser auténticos y vencer el miedo. No te expongas a personas que dejan que el miedo dirija sus vidas, no los juzgues. Si realizas este viaje solo/a, te podrás sentir aterrorizado/a, pero cuando ves la magia que empieza a ocurrir cuando otros viven sus vidas de esta manera, te inspiraran a seguir manteniendo el rumbo, incluso cuando el viaje se ponga difícil.

Gracias por leer este artículo,

Un abrazo,

Elías Berntsson

Fuente: Dr. Lissa Rankin – www.mindbodygreen.com

(Visited 817 times, 2 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Elías Berntsson

Tuve una infancia buena y feliz. Luego comencé el instituto, allí hubo gente que me descalificaba. Afectó a muchas áreas de mi vida hasta que no tuve ganas de vivir, un día todo cambió y lo supere. Por ello decidí crear este espacio, para compartirte esperanza y motivación. Y decirte que como yo, tú también puedes ver tu maravillosa vida a través del amor propio.

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados