logo
notfound

Antes… Amor Propio

El amor propio. Antes me preocupaba por mi aspecto, mi corte de pelo, mi piel, las primeras arrugas que asomaban. Veía mis defectos, mis imperfecciones, quería cambiar mi forma de ser para encajar. Para gustar a aquella persona, a esa chica, a ese grupo de compañeros… en general… a todo el mundo, menos a mi. Hoy aprendí una nueva palabra: Autoestima. Si, es una palabra muy usada, tan repetida a la ligera y tan desgastada… Pero hoy la sentí, la oí en mi cabeza de una forma muy distinta. 

Antes… Antes pensaba en todas las áreas de mi vida que tenían que ser diferentes, que tenían que mejorar. Y es que pensaba que con más dinero iba a sentirme más importante, más realizado. O que con más amigos iba a dejar de sentirme vacío, solo. Pensaba que si pudiera meditar más tiempo y más profundo, iba a alcanzar un estado de plenitud verdadera. Que teniendo una pareja con la que compartir mi día a día, iba a conseguir una felicidad más real, ya que yo no era un ser completo. Me faltaba esa otra persona para completarme. 

Ahora, después de vivir el suficiente tiempo como para tener experiencias de las cuales aprender, he comprendido que nunca seré mejor de lo que soy ahora, y que todo lo que he vivido a sido un camino que me llevaba por un único sendero: el sendero a mi centro, a mi interior. Todo por lo que sufrí, todo por lo que mis lágrimas no lograron comprender, se traduce en una única palabra: Autoestima. Autoestima significa amor propio. Puede parecer superficial, un tanto egoísta, Pero es que sin amor propio nuestra vida puede volverse una pesadilla. Sin amor propio elegimos relaciones en las cuales sufrimos, pues si no sabemos amarnos a nosotros, ¿cómo vamos a tratar bien a otra persona?, ¿cómo vamos a valorarla y amarla si no lo hacemos con nosotros?.

Amor Propio

Nuestra vida es un reflejo del trato que nos tenemos a nosotros. Piénsalo ¿cuántas veces al día te descalificas, te insultas, te menosprecias? ahora piensa en esa persona a la que no soportas, o que no te cae bien. Puede que hasta ahora no te hayas dado cuenta, pero esa persona es tu espejo. Lo que ella te dice o hace, te lo has estado haciendo tu mismo hasta este momento. Piénsalo detenidamente. Quieres cambiar algo en ti, mejorar en este u otro aspecto, ser más inteligente, menos tímido, más guapo, más fuerte, más esbelto, más delgado. En definitiva, quieres dejar de sufrir, tener paz interior, y por supuesto, ser feliz de una maldita vez. 

Pues fíjate, esa persona a la que no soportas quiere lo mismo que tu. Pero tu no soportas a esa persona porque en realidad, no te soportas a ti mismo. No te caes bien, y esto es así porque no hay un minuto en el día en que no quieras mejorar algo de tu realidad. Quieres más dinero, viajar más, tener la relación que te dará felicidad, cumplir la meta o el sueño que te dará plenitud. Conseguir aquello, no sabes bien qué, pero quieres algo. Algo para satisfacer el vacío que sientes cuando estás en tu cama a oscuras, y todo a tu alrededor está en silencio. Siempre tienes que arreglar algo, enfrentarte con alguien para que sepa lo equivocado que está, y así sentirte importante.

Pero aunque ganes todas las batallas y discusiones, nunca será suficiente. Seguirás sintiendo ese vacío. Y es que eso que siempre persigues, lo que anhelas, lo que siempre te falta, es amor propio. Podrás subir al pico más alto del mundo, bajar al núcleo de la tierra, huir en una nave espacial a otro planeta, destruir a todos tus enemigos, y seguir sintiendo ese vacío. Porque no puedes huir de ti mismo. 

Cuando comprendí que mi vecino soy yo, que el carnicero era yo, que mi madre era yo, que mi profesor, mi novia, mi dentista, era yo. Y que esa persona que me cae mal era un mensaje para llenar la falta de amor en mi, supe que la búsqueda de la dicha había concluido. Comprendí que yo no tenía que enseñarle a nadie la clase de vida que debe de llevar para que se amolde a mi, sino todo lo contrario. Cada persona me enseña la clase de vida que debo tener para derribar todos los obstáculos que le he puesto a mi amor propio. Y cuando todos esos obstáculos hayan caído, dejaré de tener enemigos. Dejaré de querer cambiar a esa persona para que me haga feliz. En conclusión, dejaré de sufrir. 

Ahora puedo decir, después de todos estos años vividos, que el verdadero amor es dejar que todo sea exactamente como es, pues querer cambiar algo es síntoma de falta de amor propio. Es el comienzo del sufrimiento. Para terminar, hay una frase que dice: ¿Prefieres tener la razón, o prefieres ser feliz?

Escrito por Elías Berntsson

P.D. Amigo, sin amor propio no te creeras merecedor de nada, no podrás vivir en la felicidad y sufrir será lo habitual. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontraras una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tu también puedes hacerlo. Recuerda que eres muy valioso.
(Visited 2.515 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Elías Berntsson

Tuve una infancia buena y feliz. Luego comencé el instituto, allí hubo gente que me descalificaba. Afectó a muchas áreas de mi vida hasta que no tuve ganas de vivir, un día todo cambió y lo supere. Por ello decidí crear este espacio, para compartirte esperanza y motivación. Y decirte que como yo, tú también puedes ver tu maravillosa vida a través del amor propio.

Comentarios

  • Liz elizabeth carrillo Publicado 3 horas ago

    Hola! Simplemente maravilloso!! Es la mera verdad y lo que me acabo de dar cuenta que me hace falta…amor propio … Muy bonito gracias, gracias, gracias bendiciones te amoooo

    Reply
    • Elías Berntsson Publicado 5 horas ago

      Hola Liz, es hora de que empieces a construir ese amor propio que necesitas. ¡Un abrazo!

      Reply
  • Juana Ortiz Publicado 5 horas ago

    Tienes razón. Las personas no somos iguales pero cada una tiene su valor . debemos respetarnos y comprendernos y alejarnos y alejarnos de personas que nos dañen pero debemos querer al mundo y amarnos y sentirnos bien con nosotros mismos

    Reply
    • Elías Berntsson Publicado 5 horas ago

      Hola Juana, si nos sentimos bien con nosotros mismo, nos podemos sentir bien con los Demás. ¡Un abrazo!

      Reply
  • Juana Ortiz Publicado 5 horas ago

    Es cierto que no queremos de otro lo que nos falta eso es porque dejamos atrás nuestras aspiraciones por las circunstancias que fueran y no llegaste a ser esa persona y sabes que no acabastes con eso y al final no te das cuenta que solo eres la persona que tienes al lado y la debes de entender y averiguar su Fondo lo mismo le pasó lo mismo que a ti se debe querer al prójimo y no juzgarlo ni discrimilarlo

    Reply
  • Juana Ortiz Publicado 5 horas ago

    Yo encontré la paz pero sufri mucho ahora quiero que no sufra nadie y el que se a malo que dios lo perdone es díficil cambiar a las personas

    Reply
    • Elías Berntsson Publicado 8 horas ago

      La paz se encuentra en nuestro auténtico ser y lo importante es que ya la tienes presente. ¡Saludos!

      Reply
  • Ivonne Montealegre Contreras Publicado 5 horas ago

    Gracias
    lo leí en el momento Adecuado.

    Saludos

    Reply
    • Elías Berntsson Publicado 7 horas ago

      ¡Un Abrazo!

      Reply
  • María Gloria Cardozo León Publicado 1 hora ago

    Me ha encantado e compartido en mi Facebook Llevo años oyendo tus audios que me han ayudado bastante .mil gracias por tanto Mi autoestima lo tengo muy baja Por tantos recuerdos malos del pasado .intentaré superarlo Aunque en ocaciones no soy yo .Son las personas de mi entorno que me lo hacen recordar y me hacen mucho daño

    Reply
    • Elías Berntsson Publicado 7 horas ago

      Sigue Aumentando tu autoestima ¡un abrazo!

      Reply

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados