logo

Aprendiendo de los Recuerdos

como aumentar la autoestimaHace algunos días de regreso a casa escuché en el radio que preguntaban si estarías dispuesto a cambiar todos tus recuerdos a cambio de convertirte en la persona más guapa del planeta. La idea era que, como por arte de magia, borrarían aleatoriamente tus recuerdos para hacer un bombón de tu persona.

Obviamente pensé que era una locura. Es cierto que siempre es importante mantener una buena apariencia física por innumerables razones, salud, empleo, etc., pero definitivamente el supuesto precio a pagar por este acto mágico sería inconcebible.

Consideremos por ejemplo la vida de una persona que en estos momentos es completamente feliz. Sería ilógico cambiar sus felices recuerdos por nada; ¿pero… por qué? Si traducimos la idea de una persona plenamente feliz, deberemos considerar que es una persona que se encuentra bien con su familia, bien con sus amigos, en el trabajo, consigo mismo… en fin. La persona es feliz porque lucha por ser feliz y aporta positivismo a lo que hace. Así que los recuerdos de esta persona seguramente serán positivos ¿cuál sería el punto de desvanecer esos recuerdos?

Veamos la otra cara de la moneda… recuerdos duros de alguien que quizá es feliz ahora pero no lo fue en el pasado. Muchas veces al contemplarnos en situaciones difíciles no nos damos cuenta que son éstas las que nos guían a convertirnos en seres humanos mucho más fuertes. Son las adversidades las que nos renuevan la fé y, sobre todo, las que nos llenan de nuevas convicciones y nuevas ideas para salir adelante. Así que si tuviéramos una pócima mágica para borrar los malos recuerdos, probablemente no lo haríamos.

Es cierto que algunos recuerdos son dolorosos pero son éstos los que, en parte, nos han convertido en las extraordinarias personas que ahora somos. Toda nuestra vida en general está compuesta de recuerdos, algunos buenos, algunos no tanto… pero al final, todos recuerdos. Así que debemos aprender a ver lo bueno de cada uno de esos recuerdos. Pues los buenos momentos siempre nos pondrán de vuelta una sonrisa en el rostro; como dicen “recordar es volver a vivir”, y los recuerdos no tan placenteros, nos recordarán lo fuertes e invencibles que podemos llegar a ser ante situaciones difíciles.

Cada uno de nuestros recuerdos cuentan un pedazo de nuestra historia. Es gracias a ellos que podemos ver con alegría lo mucho que hemos mejorado, todo lo que hemos sido capaces de realizar, todas las adversidades que hemos cruzado, y claro… todos los estupendo momentos que hemos vivido con nuestros seres queridos. Sácale provecho a esos recuerdos. Disfrútalos. Recuerda que cada momento vivido es un paso más que hemos dado para lograr nuestras metas.

Un abrazo,

Elías Berntsson

(Fuente: Laura Mendoza)

(Visited 161 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados