logo

Cómo Darle Sentido a tu Vida

Darle sentido a mi vida

¿Sientes que tu vida ya no tiene sentido?, ¿Has pensado varias veces en suicidarte?, ¿Nada en tu vida tiene razón de ser?, ¿Crees firmemente que ni tú mismo tienes algún valor? Lo primero que te voy a decir es que para que tu vida cambie, primero tienes que cambiar tú por dentro. Lo que te dices a ti mismo continuamente marca cada acción que tomas a lo largo del día. Si te ves como un fracasado sin empleo, constantemente lo darás a conocer donde quiera que estés, esa energía de bajo nivel la verán aquellos que estén al lado tuyo. Te podrán dar palabras de ánimo “Venga, sólo tienes que intentarlo un poco más”, “A mí me iba mal hasta que en el décimo curriculum que di en el banco, me llamaron para la entrevista de mi vida…”, “Vamos, tú vales mucho, a por ello”. Te podrán dar halagos y todos los consejos del mundo, pero si tú te sientes un fracaso, esa será tu firma.

En cambio, si sutilmente comienzas a decirte cosas como “Bueno, me puede ir mal ahora, pero Dios está de mi lado y se alegra de darme lo mejor siempre”, “Yo me amo y puedo lograr todo lo que me propongo”, “Este es el mejor día de mi vida porque estoy vivo y tengo una cama y un techo sobre mi cabeza”, “Yo valgo, me apruebo y estoy consiguiendo mi trabajo soñado”. Si comienzas a decirte estas cosas, aunque no te las creas, tu forma de pensar hará un “clic” en cualquier momento, y cosas extraordinarias irán viniendo a tu vida.

Arianna Huffington, escritora y columnista estadounidense, creadora de la popular web de noticias internacionales AffingtonPost.com, escribió varios libros, y antes de su gran éxito fue rechazada nada menos que 36 veces antes de conseguir que le publicaran su libro. Además de eso, su web no iba muy bien, era criticada por su mala calidad y bajo potencial. Hasta que un día, por su fe en sí misma y constancia en lo que hacía, vio los frutos deseados. Arianna es uno de los tantos ejemplos de creer en uno mismo, ya que al estar enfocado en lo que uno desea, no hay más remedio que obtener aquello de lo que siembras con tu actitud. Ella podría haber dicho en el intento número 10 “Bueno, creo que soy una fracasada, no me publican el libro, quizás será mejor dejarlo todo y simplemente hacer lo que se me da bien, ser columnista”, en el intento número 20 de que le publicaran podría haber dicho esto otro “Estoy segura de que nunca lograré nada, puse todas mis ganas en hacer este libro y ahora a nadie le gusta”. Pero ella lo intentó 36 veces, y lo logró. ¿Por qué? Porque creía en sí misma, porque sabía que dentro de ella tenía algo que ofrecer al mundo, porque sabía que su vida tenía sentido.

Amigo, el fracaso no existe, sólo existen las excusas para no hacer lo que te gusta y quedarte en tu zona de confort. El llamado fracaso no es más que un indicador de que por ahí no es el camino, y coger el siguiente, y luego el siguiente, y el siguiente hasta conseguir tu meta. Así de simple.

Milton Hershey, era visto por muchos como un “don nadie”, le despidieron de su trabajo en una imprenta. Entonces tuvo la gran idea de probar a tener un negocio de dulces, fracasó en su primer intento, perdiendo todo el dinero. Entonces se armó de valor, y en su segundo intento de crear un gran negocio de dulces, también fracasó. Ya no sabía qué hacer, estaba tan desilusionado… Pero entonces decidió lo que la mayoría no hace, decidió creer en sí mismo y en lo que hacía, decidió valorar su sueño y llevarlo en el corazón. En su tercer intento, logró crear la Hershey Company, siendo luego la compañía más grande de chocolates de los Estados Unidos. Y vendiendo sus productos mundialmente.

Este es el punto, cuando tienes un sueño, cuando tienes visión, cuando te valoras, cuando cambias tu forma de hablarte y comienzas a creer en ti mismo, cosas extraordinarias llegan a tu vida. Como Milton, tú tienes que decir “Lo he intentado muchas veces, han sido grandes pasos y mucho tiempo invertido en algo en lo que creía y me motivaba, quiero dejarlo todo y llorar, pero sé que Dios está conmigo, soy valioso y creo en mí mismo. Voy a intentarlo otra vez” Ve a por lo que sabes que es tuyo, levántate cada mañana con ganas. Si no las tienes mírate al espejo y di “Hoy es un día maravilloso”, “Me amo y me apruebo”, “Tienes un gran potencial”, “Eres abundancia y la creación perfecta de Dios”, “Te mereces solo lo mejor”. Eres digno de amor, valórate y ve con la cabeza alta. Tu vida comienza ahora, el pasado no importa, ya no existe. Existe este momento y este instante lo es todo. A partir de hoy comienza una vida extraordinaria.

Mira cuantas personas creían que no tenían ningún valor e incluso intentaron suicidarse, ejemplos como Nick Vujicic, que intentó ahogarse en su propia bañera, les informó a sus padres de que sólo quería relajarse. Les dijo que llenaran la bañera y le metieran en ella. Él nació sin brazos ni piernas, no hubo ninguna explicación por parte de los médicos de por qué nació así. Sus hermanos nacieron normales. Nick no sabía por qué existía, se enfadó mucho con Dios por permitir que pasara, no tenía ningún valor propio, autoconfianza. En definitiva, no tenía una razón de ser. Pero entonces decidió no quitarse la vida ese día en la bañera ya que el amor de sus padres hacia él le hizo pisar el freno. Con el tiempo se dio cuenta de que le gustaba dar charlas en público para inspirar a personas que, como él, no creían tener valor. Esto le motivó tanto que ahora da charlas alrededor del mundo. Ver su pasión y las ganas que tiene de vivir es un regalo para el que lo escucha.

Así que hoy comienza como Nick a decirte “Mi vida tiene sentido”, “He encontrado mi razón de ser”. Aunque ahora estés mal, no veas una salida, ni te creas una palabra buena hacia tu persona, sigue diciendo “Mi vida es extraordinaria y tiene sentido”, “Yo soy muy valioso y tengo todo el potencial”, “Fui creado para brillar y estoy cumpliendo mi propósito en la vida”, “Lo extraordinario viene a mi vida”. Nick podría haber dicho “¿Qué sentido tiene arrastrarme por la vida sin brazos y sin piernas? No voy a ver a nadie, voy a aislarme del mundo, y ni hablar de conocer a la chica de mis sueños” Pero ¿sabes qué? Él salió, enfrentó sus miedos y salió al mundo. Y no solo eso, sino que conoció a la chica de sus sueños y ahora tienen hijos. Como él, tu también eres fuerte y valiente, tienes todo el potencial y tienes sueños que cumplir. Las excusas son para los cobardes, hacerse la víctima es para los cobardes, echar la culpa a alguien es para los cobardes, y que te quede claro: Tu no lo eres. Tu eres capaz de todo. No puedes ir yendo por ahí diciendo que no has podido hacer esto o lo otro por culpa de este o aquel. Tú tienes todo el potencial y lo sabes. Sal ahí fuera y consigue lo que crees que mereces.

Empezaras a sentirte bien cuando dejes de perseguir la felicidad, como dice Sergi Torres: “Cuando buscamos ser felices, la búsqueda jamás termina, ya que el hecho de buscar significa que nos falta algo y siempre estará fuera, cuando dejamos de buscar sabiendo que la felicidad está dentro nuestro, solo nos toca disfrutarla”. Deja de buscar y se tú la felicidad, que la felicidad no sea un destino, sino una forma de vivir. Vive sin un por qué, vive porque la vida es un instante. Aprovecha lo que tienes para ofrecerlo al mundo. Tantas cosas que hacer y experimentar, y la que más llena es dar. Si no, pregúntale a alguien que está a punto de morir, a alguien que le queda poco tiempo de vida. Sus últimas palabras seguramente serían: “Ojala hubiera simplemente vivido, y no discutido tanto”, “Ojala hubiera reído más por todo, y no me hubiera preocupado tanto por cosas tan insignificantes, ahora lo veo”, “Si pudiera vivir otra vez, simplemente hubiera amado más a mi familia y me hubiera olvidado de mi orgullo sin sentido”.

Este es el caso de una enfermera que de tanto ver a personas morir, pudo saber cuáles eran sus frases más comunes antes de partir. Quedó claro que las frases más comunes eran las siguientes: “Me hubiera gustado disfrutar más de la vida”. Esta frase hace ver que la felicidad es una opción, y muchas personas no se dan cuenta de ello hasta el final de sus días, ya que estos días fueron regidos por viejos hábitos y patrones de vida. Otra frase es “Ojalá hubiera vivido siendo fiel a mis sueños, y no buscando la aprobación de otros”. Otra frase común fue “Hubiera deseado no haber trabajado tan duro”. En esta frase tan repetida, se arrepentían de no haber pasado más tiempo con su pareja o con sus hijos. Se dieron cuenta de que lo importante no era trabajar para conseguir más y más dinero para tener más y más “juguetes” sino de disfrutar de la compañía de los seres queridos, de compartir momentos de calidad, de sentir el cariño, una mano en el hombro a tiempo, un abrazo afectuoso de comprensión, una palmada en la espalda de ánimos.

Por lo tanto, vive ahora con valor, sabiendo que eres fuerte, que eres digno de amor. Vive ilusionado por lo que te rodea, comienza a decirte palabras de aliento, a ser tu mejor amigo. Cambia el “no puedo” por el “Yo consigo todo lo que me propongo”. Cambia el “No tengo ni tendré dinero” por el “Yo tengo abundancia en todos los aspectos de mi vida”. Cambia el “No sirvo para nada” por el “Soy muy valioso y cumplo mi propósito”. Cambia el “Me odio y me desprecio” por el “Yo me amo y me apruebo ahora y siempre”. A partir de hoy prométete que, aunque no sientas ni una palabra positiva que te digas a ti mismo, y tu entorno no te apoye, empezaras a pensar y decir cosas como: “Mi vida es maravillosa y plena”, “Tengo abundancia económica en mi vida”, “Me amo, me respeto y me apruebo”. Habla siempre lo bueno, dale la vuelta a lo que te pasa y pronto eso será una realidad para ti. Hazlo cada día hasta que se convierta en un hábito. Tarde o temprano veras un cambio espectacular en tu vida.

(Visited 6.906 times, 13 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Sabrina Vallejo

Psicóloga y escritora. Apasionada desde niña por las letras inspiradas. Con una actitud reflexiva ante la vida e interesada por el continuo crecimiento interior de manera integral y profunda. Libro: https://goo.gl/6EZ9oT

Comentarios

  • Yaz Publicado 10 horas ago

    Gracias por estos temas Elias. Me has ayudado en muchos malos ratos de mi vida. Besos

    Respuesta
    • Elías Berntsson Publicado 2 horas ago

      Gracias a tí tambien por leerlos y escucharlos. Un abrazo!

      Respuesta
  • Maria Publicado 11 horas ago

    Gracias por tu trabajo, y tus mensajes. Me ayudas mucho! Gracias!!

    Respuesta
    • Elías Berntsson Publicado 11 horas ago

      Me alegra que así sea, gracias a tí tambien por leer. Abrazos.

      Respuesta
  • Máximo Hancco Ccanto Publicado 10 horas ago

    Ola Elías gracias por publicar esta columna me ayudaron bastante para mejorar en mi vida

    Respuesta
  • Grissel Publicado 6 horas ago

    Gracias realmente gracias estaba tan desanimada pero se que debo hacer ahora se por donde debo empezar y continuar y esta vez no volver a caer en la desepcion o en el pasado que ya no existe vivire mi momento mi instante me amare y apreciare GRACIAS

    Respuesta

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados