logo

El Mejor Regalo que te Puedes Brindar

Se suelen dar regalos en las fechas especiales como en los cumpleaños, los grados, los matrimonios, las navidades, etc., siendo la costumbre hacerlo hacia los demás, pero ¿por qué no hacia nosotros mismos?, además ¿por qué no hacerlo en cualquier fecha del año sin que tenga que hacerse solo en un día en particular? También, los regalos son por lo general algo material como cosas u objetos y ¿qué pasa con los otros tipos de regalos, aquellos que son intangibles pero más especiales?

El mejor regalo que te puedes brindar desde ahora mismo, sin necesidad de esperar a que llegue una “fecha especial” es mejorar tu autoestima. Es un regalo que genera beneficios que perduran a través del tiempo de múltiples maneras: Mejora sustancialmente la relación contigo mismo, con los demás y aumenta tus probabilidades de éxito y de felicidad en tu vida. Como si fuera poco ¡es gratis! y lo mejor: ¡obtenerlo depende de ti! Lo único que necesitas es disponer tu mente y tu corazón para mantenerte firme en este propósito. Puedes construir este grandioso regalo a partir de tus pensamientos y de una profunda determinación.

No importa en qué nivel consideres que está actualmente tu autoestima: si alta, media, baja o “por el piso”, siempre es posible aumentarla y si más o menos cuentas con ella, entonces mejorarla aún más. Lo que hay que tener en cuenta en este regalo es que te lo vas entregando por pasos o por partes dado que es demasiado “grande”.

Primero, lo que te darás es la decisión de comenzar a verte “con nuevos ojos: con los ojos del amor y de la comprensión”.

Segundo, lo que te brindarás son palabras de aliento cada vez que las necesites: “Ánimo, lo puedes lograr”, “tranquilo, todo tiene una solución”, “eres valioso”, “eres capaz”, “eres talentoso”, etc.

Tercero, harás visualizaciones positivas o te imaginarás con frecuencia feliz, gozando de bienestar, radiante y muy satisfecho contigo mismo.

Cuarto, te consentirás cada vez que encuentres la oportunidad. Estos son algunos ejemplos: darte un baño relajante, comer tus alimentos favoritos y exquisitos, pasar la tarde a orillas del mar o de un río o en un hermoso paisaje natural, ir a un concierto musical del cantante de tu elección, imprimir una de tus mejores fotografías en la que expreses bastante alegría y ponerla en un lugar visible dentro de tu casa, disponer de un espacio en donde resides para poner un letrero con alguna afirmación que te recuerde el amor incondicional que te debes a ti mismo, ir a un spa, ver películas de motivación y superación, acercarte a personas optimistas y entusiastas…

Quinto, vas a hacer un hábito de las acciones que hayas escogido en el paso anterior (o de las muchas acciones reconfortantes que se te vengan en mente). Por tanto, cada momento se convertirá para ti en la excusa perfecta para darte amor, para pensar en lo mejor de ti, para apoyarte, en pocas palabras para convertirte en tu mejor amigo, aquel que está en “las buenas y en las malas”, aquel que te acepta y te valora por lo que eres, aquel que conoce tu historia con los obstáculos que has tenido que enfrentar, con tus ascensos y tus caídas y aun así sigue creyendo en tu poder interior.

¿Qué tal te parece todo este regalo? Más que importante y enriquecedor ¿verdad? Es un regalo que no se “usa” solo de momento sino que aporta experiencias altamente gratificantes para el resto de la vida, es un regalo que mereces y que si hasta el momento no te lo has dado es porque no has caído en la cuenta de su relevancia o porque te has puesto muchas excusas, pero ya no lo postergues más, no lo dejes para un presunto “después”, pues el mañana es incierto, así que lo único con lo que puedes contar en este momento es con el presente, con lo que digas, pienses, sientas y hagas aquí y ahora.

Definitivamente, si cada ser humano que hay en el planeta se diera el más preciado regalo de fortalecer su autoestima, no solo las relaciones interpersonales se enriquecerían enormemente, sino que la paz mundial sería toda una realidad porque la paz proviene de un corazón bondadoso, ese que debe iniciar con uno mismo, para a partir de allí poder extender la luz a todo cuanto nos rodea, incluyendo a las personas, a los animales, a la naturaleza y a toda la hermosa creación de nuestro ser superior. Recuerda que los regalos más valiosos y duraderos no se pueden comprar ni vender, pero tampoco se deben desperdiciar ni despreciar, pues tarde o temprano tus sentimientos te recordarán la falta de este. Por lo tanto, fortalecer tu autoestima más que un regalo, se convierte en un derecho y a la vez en un insumo necesario para seguir edificando tu vida más anhelada.

(Visited 543 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados