logo

Formar Pareja NO es Conseguir la Media Naranja

A través de algunos libros, de películas, de telenovelas y del imaginario social se nos ha vendido la idea de que necesitamos contar con la compañía y el amor de otro para poder estar llenos, para que la “media naranja que somos” se complete. Todo esto obedece a una malinterpretación del amor, en la cual supuestamente somos seres incompletos y requerimos de otro para sentir felicidad, creando así entre otras cosas, un estado de dependencia emocional. Lo cierto es que desde siempre hemos estado dotados de un potencial inagotable para hacer de nuestras vidas lo mejor de ellas, para hacer de nuestro viaje por la tierra una experiencia única y maravillosa desde nuestros propios recursos personales. Así pues, somos nosotros mismos quienes debemos hacernos cargo de nuestros propios estados emociones y crear la felicidad que añoramos. Por tanto, para formar pareja de la manera más sana, se hace preciso hacerlo con la consciencia de que el otro no ha de llenar nuestros propios vacíos internos, sino solo “compartir” lo que él o ella lleve consigo, así como nosotros también compartiremos lo que tengamos para ofrecer desde nuestro ser. Pero compartir libremente no es lo mismo que proveer o dar al otro, librándolo de la responsabilidad de lo que él debe darse a sí mismo.

Por otro lado, hay quienes pueden elegir no formar pareja y tomar un camino de vida distinto, lo cual ha de ser totalmente respetable y de ninguna manera por el hecho de no tener pareja se ha de perder la propia valía ni el sentido de la vida. Muchas veces sencillamente no ha llegado a nuestras vidas la persona adecuada, entonces hay que confiar en que todo se da en el lugar y en el momento oportuno. No hay que forzar nunca las situaciones deseadas ni a nadie para que reinen las bendiciones en nuestro caminar. Hay quienes, por ejemplo, en lugar de elegir formar pareja optan por estar en soledad temporalmente, otros hacen muchos excelentes amigos, otros se entregan al cuidado de sus padres o de sus hijos, otros a una labor social, etc., lo que les llena de inmensa satisfacción y en estos casos también solo es posible que brinden lo que lleven en su interior, si es amor, por supuesto eso será lo que tengan para compartir, si en cambio, es ansiedad y baja autoestima, en lugar de brindar amor, lo demandarán y sus alegrías estarán dependiendo de los comportamientos del otro, creando así una relación muy vulnerable, insana y frustrante.

Ten en cuenta que sea el camino que hayas escogido transitar, lo importante es que siempre cuentes en lo profundo de tu ser con una sólida autoestima que te lleve a creer en ti, en que puedes ser feliz por tus propios medios. Es aquí, por tanto, en donde los pensamientos que cultivemos tienen elevada relevancia: pensamientos de confianza y fe en lo que somos. Amarse con firmeza a uno mismo es reconocer este hecho y vivir en conformidad con ello. Por tanto, te invito a que afirmes a diario ideas en las que te recuerdes a ti mismo lo grandioso que eres, lo llena o completa que es tu esencia y que ya lo tienes todo para ser feliz, solo te hace falta quizá contactarte más con esa instancia que hay en ti que sueña, que ríe, que confía, que vive en paz, que ama, que persevera, que es inmune a las alteraciones del entorno, que incondicionalmente es jubilosa por naturaleza.

Con base en todo esto, formar una pareja cimentada en la madurez no es conseguir “la media naranja” sino caminar al lado de otro ser, cooperando, participando y disfrutando entre sí de lo que cada uno lleve en su interior.

De este modo, si aún no tienes pareja y deseas tenerla, primero que todo conviene que trabajes en el fortalecimiento de tu propio amor, para abonar realmente a tu propia felicidad. Asimismo necesitas sanar las heridas, los vacíos, los asuntos inconclusos, las emociones negativas y todo lo que sientas que te haya afectado a través del tiempo. Esto te permitirá limpiar tu corazón para que pueda brotar fácilmente de él todos los hermosos sentimientos con los cuales vivir plenamente en pareja y seguir creciendo juntos.

Busca fortalecer tu propio desarrollo personal desde ahora mismo: lee, instrúyete, haz de la meditación uno de tus principales hábitos y si lo consideras necesario, busca ayuda u orientación en alguien experto en el tema que más te esté afligiendo en estos momentos. Siempre encontrarás soluciones mientras dispongas tu mente y tu corazón a percibirlas, escogerlas, ajustarlas a tu caso y a ponerlas en acción.

Amar en libertad, libre de apegos, libre de angustias, de exigencias, de frustraciones y de excesivas expectativas solo es posible cuando aprendes a verte a ti mismo como el generador de tu propio bienestar, como un ser capaz y merecedor de la felicidad, es decir, cuando aprendes a verte con los ojos del amor.

(Visited 378 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Comentarios

  • Miyi Publicado 16 horas ago

    Excelente, miles d gracias.

    Reply
  • Lucila Publicado 48 min ago

    Lo nesecitaba y tengo k trabajar en ello muchas grscias todo bien

    Reply

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados