logo

La Energía de Nuestra Primera Vez

como aumentar la autoestima¿Te acuerdas lo motivado que estabas cuando empezaste tu relación con tu pareja? Me imagino que tu día estaba lleno de mensajes de textos, emails, notas y sonrisas por todos lados. Seguramente la felicidad invadía todo tu mundo porque acababas de empezar con esa persona tan especial. Pero… ¿sigues igual? Si tu respuesta fue afirmativa, ¡felicidades!; en caso contrario, me encantaría que meditaras por un segundo ¿Por qué? O mejor aún,  ¿qué puedes hacer para volver a ponerle tanta pasión y entusiasmo a tu vida?

Sucede que algunas veces al paso del tiempo, por naturalidad empezamos a perder el interés en nuestras actividades cotidianas, con nuestras parejas, en nuestros propios pasatiempos, en el trabajo, etc. Pero, ¿qué pasaría si pudiéramos hacer todo con la experiencia que nos brinda el día a día sumado a la alegría y energía de  nuestra primera vez?

En lo personal he notado que cada vez que tengo la oportunidad de emprender una nueva aventura en mi vida (llámese pareja, nuevo empleo, etc.) siempre estoy, ciertamente con un poco de nerviosismo, pero al mismo tiempo con una felicidad y una energía que son imposibles de ocultar. Me siento con la motivación suficiente para renovar y mejorar mis ideas; me siento con la ilusión de emprender nuevos caminos, pero más que nada, me siento con una fuerza interna que puede ser difícil de explicar. Es esa misma fuerza la que en un principio me ayuda a seguir con ilusión si hay algún tropiezo durante mi nuevo andar.

Lamentablemente, un día noté que a veces al ir adquiriendo más experiencia, me iba olvidando de disfrutar de estas actividades. Me di cuenta que daba por hecho todo; y lo que antes tanto disfrutaba, poco a poco se convertía en parte de mi rutina. Siendo sinceros, entré en pánico. Me parecía imposible ver que incluso mis pasatiempos favoritos empezaba a convertirlos en actividades rutinarias.

Fue entonces que decidí darle un giro a mi vida. Traté de implementar toda mi experiencia adquirida a mi favor en esta variedad de actividades, pero sin dejar de lado el entusiasmo. Volví a enviarle el mensaje de ¡buenos días! a mi pareja, volví a saludar a la gente que me encontraba cada día en el estacionamiento al llegar a la oficina, volví a darle las gracias al portero al salir de la oficina, y lo que más noté que volví a hacer, fue a sonreír.

Poco a poco fui revitalizándome y encontrando la manera de volver a hacer todo por el placer de hacerlo. Fui redescubriendo el gusto que cada una de estas actividades me proveía. Y con la experiencia ganada… ¡uff! Ni que decir, ahora encontraba por doble partida ese placer de hacer las cosas.

¡Siéntete como la primera vez y disfruta de todo lo que haces en tu vida! Recuerda que ahora con experiencia puedes disfrutar más de lo que antes te llenaba tanto de entusiasmo. Y claro, si aún crees que el sentimiento no es el mismo, aunque es muy bueno también, pues no dejes de hacer cosas por primera vez.

Un fuerte abrazo!

Elías Berntsson

(Fuente: Laura Mendoza)

(Visited 56 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados