logo

Los Principios Esenciales Para la Abundancia

manzanas

La otra vez me encontré con alguien que me contó que en los últimos meses no tenía trabajo, fuera de eso había perdido su vivienda por haberle servido de codeudor a alguien para un préstamo y como esa persona no pagó, a él le remataron su casa, así que se tuvo que ir a tomar en arriendo una habitación y como si fuera poco, quienes le debían dinero desde hacía tiempo no le habían vuelto a pagar. Aún así se sentía bendecido porque, a pesar de estas situaciones había obtenido el dinero necesario para cubrir satisfactoriamente sus necesidades mediante maneras inesperadas como: encontrarse “por casualidad” un billete de alto valor extraviado en la calle, también, una comisión que hacía tiempo daba por perdida en un negocio que había hecho, de repente se la pagaron y un amigo que se dio cuenta de que él había perdido su vivienda le estuvo brindando comida por varios días. Caí en la cuenta de que esta persona a quien yo conocía, tenía la costumbre de agradecer a los que lo ayudaron y a Dios todo lo que ocurría en su vida, así que esta no era la excepción. Asimismo, cada vez que se daba la oportunidad les daba algún aporte económico a algún habitante de la calle de escasos recursos, así fuera poco, pero le nacía hacerlo y se portaba generoso con estas personas, mientras que otros: “los miraban mal porque creían que les iban a robar, pero no, solamente necesitaban alguna ayudita para comer algo en esos momentos”- me contaba.

Así que no creo que sea casualidad, que le hayan llegado aquellos apoyos de la vida como “caídos del cielo”. Esta persona ha atraído situaciones que han venido a reconfortar las dificultades por las que ha atravesado. Asimismo, muchas otras personas consiguen manifestar la abundancia desde su actitud de bondad y de generosidad en medio de la posible escasez pasajera que estén viviendo. Pero además de esto, se trata de no quedarse allí en la emoción negativa, sino de ver todas las opciones posibles para resolver los estados carenciales, creyendo desde el propio fuero interno de que es posible superarlos porque se cuenta con todas las capacidades para ello, es decir, que se requiere autoconfianza. Igualmente, es importante considerarse desde ya mismo abundante al contar bien sea con salud, con relaciones amorosas, con apoyo y/o con ideas cada vez más numerosas y creativas, por tanto, la abundancia nunca se limita solo al plano económico o material.

Resumiendo entonces, encontramos que los principios esenciales para propiciar la manifestación de la abundancia son:

La autoconfianza incluyendo el hecho de sentirse merecedor de la abundancia, la generosidad, la gratitud y la actitud optimista para valorar cada uno de los aspectos en los que se es más abundante, pese a que haya otros en que casi no y, la actitud positiva para ver oportunidades de mejoramiento o para hacer algo por superar el estado de precariedad en algún aspecto. Nótese que se ha señalado la palabra “estado”, ¿por qué? porque es importante considerar que si hoy estás por ejemplo, en precariedad de tipo económico eso no significa que seas pobre. Siempre el “ser” supera al “tener” o al “estar”, además al afirmar lo que tú eres hablas de algo permanente, mientras si hablas del estar o del tener hablas de algo pasajero. Por tanto recuerda esto: nunca digas “Yo soy pobre”, sino más bien: “En estos momentos estoy con dificultades económicas” (hoy, mientras que mañana tal vez no). Así no lo atribuyes a lo que tú eres, pues tú mismo te estarías poniendo los obstáculos aún sin darte cuenta con el poder de las palabras. Por eso, cuida que tus palabras sean honestas a la vez que estimulantes hacia algo mejor de lo que experimentas ahora. El pesimismo solo puede generar un efecto contrario. Nada más imagina cómo te sientes afirmando: “¡Qué vida tan dura, soy tan pobre que me toca sacrificarme demasiado!”. Ahora imagina la sensación que te genera afirmar: “¡Es cierto que en ocasiones la vida no es fácil y que he tenido momentos de escasez, pero sé que cuento con la capacidad para crear otra realidad en mi vida. Gracias!”

En el universo hay de todo para todos, las cantidades son inagotables. Una cosa es cuando ves solo la gota de agua y otra es cuando aprecias todo el océano.

Tienes acceso a esa inmensidad para tomar de allí lo que creas que te merezcas, así como lo que hayas conseguido atraer gracias a tu actitud. Si quieres más cantidades entonces ofrece más desde el ámbito de la vida en el que te consideres próspero. Si deseas que la vida te sonría, sonríele más tú a ella. Agradece con todo tu ser lo mucho o poco que te llegue, no exijas nada y paradójicamente lo que deseas fluirá con mayor facilidad en tu vida.

El avaro poco da a los demás, siempre quiere más y más, nunca está conforme y teme constantemente perder lo que tiene, así que esta persona no se siente abundante ni mucho menos feliz. Por el contrario, el agradecido y el optimista valora lo que tiene, da lo mejor de sí con amor y la felicidad lo alcanza a él, en lugar de él tener que salir a perseguirla.

 

(Visited 606 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Comentarios

  • Carmen Publicado 12 horas ago

    Me encanta y gracias a ti, me siento con más entusiasmo para vivir la vida. Gracias muchas gracias. Dios bendiga tu mente y tu camino.

    Reply
  • Carmen Publicado 11 horas ago

    Muchas gracias

    Reply
  • Mario Humberto Publicado 2 horas ago

    Gracias!

    Reply

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados