logo

Necesito un Cambio -Por Nick Vujicic-

A veces tardamos en reconocer que necesitamos un cambio. A pesar de que no es cómoda nuestra situación, nos instalamos en una rutina y escogemos la inacción en lugar de la acción sólo porque sentimos temor o porque somos holgazanes. A veces, es necesario que algo verdaderamente aterrador se presente para hacernos reconocer que necesitamos un nuevo plan. Un buen ejemplo es el intento de suicidio de Nick Vujicic.

El había estado sobrellevando la vida por años, y poniendo cara de valiente la mayor parte del tiempo, pero, dentro de el había pensamientos ocultos que le perseguían. Pensaba que, si no podía modificar su cuerpo, sería mejor acabar con su existencia. Cuando Nick llegó al punto en que casi se permitió ahogarse, reconoció que era el momento de hacerse responsable de su propia felicidad.

Deja el pasado atrás, imagina que estás escalando un muro de piedra en las montañas. Estás a la mitad del camino, a cientos de metros sobre el valle. Acabas de llegar a un pequeña saliente. Es aterrador y sabes que si el viento se levantara o comenzara una tormenta, serías bastante vulnerable. Pero, estando en el saliente, tienes por lo menos una sensación de seguridad.

El problema es que, para seguir subiendo o para bajar de nuevo, tienes que abandonar la seguridad del saliente y buscar otra pequeña plataforma. Si estás escalando o pensando en tomar un nuevo camino en la vida, el reto es dejar esa tenue sensación de seguridad. Tienes que dejar tu base anterior y aferrarte a la nueva. Muchas personas se paralizan en esta etapa o, tal vez, comienzan a hacer el movimiento pero luego se espantan y salen huyendo como gallinas.

Si te encuentras en esa situación, sólo imagina que estás subiendo una escalera: para moverte al siguiente escalón, debes dejar el que estás y subir. Sueltas, alcanzas el otro y te levantas, ¡paso a paso!

Un abrazo,

Elías Berntsson

(Visited 196 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Elías Berntsson

Tuve una infancia buena y feliz. Luego comencé el instituto, allí hubo gente que me descalificaba. Afectó a muchas áreas de mi vida hasta que no tuve ganas de vivir, un día todo cambió y lo supere. Por ello decidí crear este espacio, para compartirte esperanza y motivación. Y decirte que como yo, tú también puedes ver tu maravillosa vida a través del amor propio.

Comentarios

  • Mónica Mansilla Publicado 49 min ago

    Estoy aferrada a alguien que aún no planea un futuro conmigo, yo siempre estoy pensando en estar con el y haciendo planes juntos, mientras el solo piensa el el y en hacer sus planes. Nose como hacer o no puedo dejar de pensar en los demás antes que en mi por ejemplo con el no consigo despegar el pensamiento de mi mente de hacer todo juntos e ir a todos lados juntos.

    Reply
    • Colaboradora Publicado 7 horas ago

      Hola Mónica:
      Estoy aferrada… tu lo dices. En problemas ya al comienzo…y para que luchar con una persona que no quiere? así es tener asegurado el sufrimiento tuyo y el de la otra persona.

      Practica el desapego ya que si te aferras a esa actitud cuando él no quiere hacer planes… El aferrarse a alguien no sirve de nada, porque cuando nos aferramos a alguien, no sólo nos lastimamos nosotros mismos, sino también a las personas que tanto decimos querer, recuerda que nadie es dueño de nadie.
      El desapego es lo contrario de la dependencia. Es importante establecer límites para sí mismo y para los demás, de manera que las relaciones con las personas amadas no se vuelvan cárceles hechas de expectativas y manipulación. Si amas algo, déjalo libre… Si tienes una actitud de apego, sentirás una gran decepción, y hasta celos y envidia.
      Relájate y déjalo ser, fluir, para comenzar una relación sana y en libertad, no temas y deja de aferrarte como si en ello fuera la vida, si se dan las cosas seguirán y si no pues déjalo en libertad, sin miedos.
      Abrazos

      Reply
  • liza Publicado 18 horas ago

    …ese momento en que estás casi saltando al agua en una piscina o el mar… ese momento en que ya vas en el aire… y la sensación de caer dentro de ella y sentir que lo lograste, que fuiste capaz… es mágico y es transformador…. podría nunca saltar, podría siempre quedarme mirando como otros saltan… pero cuando lo hago, me siento diferente.. tuve la Fuerza de la Voluntad para hacerlo, esa fuerza que mueve al Ser Humano…

    Reply

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados