logo

Para Aumentar tu Autoestima Cambia la Forma en la que Miras

Todos tenemos una manera de vernos, una manera de sentirnos a nosotros mismos y esa imagen que tenemos la llamamos autoestima. Y ponernos una puntuación del 1 al 10 con respecto a cómo está nuestra autoestima actualmente es bueno porque el numero nos ayuda a ubicarnos. Pero hay algo muy importante, hoy podemos ponernos una puntuación, 6, 8, 9, o la que sea y mañana nos ponemos otra puntuación, es decir, que la autoestima no es algo fijo.

No es decir, tienes o no tienes autoestima, sino que es algo que vamos construyendo cada día y que va variando. Y esto es el primer concepto importante que debemos clarificar de la autoestima. Porque a veces se dice “No tiene autoestima”, como que nunca tuvo o nunca la tendrá, y la autoestima va variando.

Hay un principio muy importante que dice así, “Vemos la realidad de acuerdo a como nos sentimos”.

  • Si tu estas triste, vas a ver todo triste.
  • Si estas inseguro, y le dices a tu madre “Mama, me aumentaron el sueldo” “Hay hija, te van a secuestrar ahora”.

Porque uno ve la realidad de acuerdo a su estado emocional predominante. Cuando uno está enfadado por ejemplo, cualquier chiste o cualquier comentario le molesta.

La autoestima la construimos desde que nacimos por la mirada de los demás, especialmente de la gente significativa para nosotros. Imagínate un padre o una madre diciéndole a su hijo “No sirves” “No vales” “Eres un tonto” “Quien te va a querer a ti” “No puedes” “Con dinero en la mano eres un peligro” “Nunca vas a lograr nada”. Esa mirada, esas voces externas se terminan transformando en nuestra voz interna, entonces la voz interna que nos acompaña es de alguna manera el resultado de esas otras voces. Y cuando la mirada del otro fue descalificadora, fue negativa, decimos “No estoy muy bien de estima”.

Entonces ¿De qué manera podemos aumentar la autoestima? Para aumentar tu autoestima debes primeramente darte permiso para equivocarte, tener una buena estima no significa decir “No me equivoco me va todo bien”, es “Acepto que tengo cosas buenas y cosas malas, cosas que me salen bien y cosas que me salen mal”. Equivocarse es un ejercicio muy importante para que veas que hay vida después del error, que no pasa nada, que equivocarnos es bueno, y que aceptar los aciertos y los errores es una señal de buena autoestima.

Es de vital importancia aprender que no valemos ni por lo que tenemos ni por lo que sabemos, porque si valemos por lo que tenemos cuando lo perdamos dejamos de valer, y si valemos por lo que sabemos el día que tengamos amnesia no vamos a valer. Valemos por quienes somos, somos la creación más bella que Dios hizo y valemos por quienes somos, por ser seres humanos.

Por otra parte, debemos girar nuestro radar ¿Qué le pasa a una persona carente de autoestima?, está esperando que la autoestima venga de afuera. Por ejemplo “¿Cómo estuve?” “Hay, me nombraron, me felicitaron”, pero cuando giras tu radar y en vez de estar esperando que venga de afuera empiezas a darte ese regalo y empiezas a hablar bien de ti a ti mismo y empiezas a reconocer que no vales por lo que tienes, ni por lo que sabes, ni por tu físico, ni por el dinero ni por tus logros ni por nada, sino porque eres un ser humano valioso entonces vas a dejar que venga de afuera. Porque si esperas a que la autoestima te venga de afuera vas a vivir una “montaña rusa afectiva”, porque un día te reconocerán y otro día no.

ESCUCHA ESTE ARTÍCULO:

Un gran abrazo,

Elías Berntsson

(Fuente: Bernardo Stamateas – www.facebook.com/Hipstand)

(Visited 254 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Elías Berntsson

Tuve una infancia buena y feliz. Luego comencé el instituto, allí hubo gente que me descalificaba. Afectó a muchas áreas de mi vida hasta que no tuve ganas de vivir, un día todo cambió y lo supere. Por ello decidí crear este espacio, para compartirte esperanza y motivación. Y decirte que como yo, tú también puedes ver tu maravillosa vida a través del amor propio.

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados