logo

Para ser Feliz no te Obsesiones por Agradar a los Demás -Por Bernardo Stamateas-

El punto de  partida para lograr el éxito en todo lo que hagamos es cambiar nuestra manera de pensar, es preguntarnos en qué estamos pensando todo el tiempo. Es revisar la imágenes mentales que a diario invaden nuestra mente y que formarán parte de nuestra estima. ¿Qué es lo que hoy está ocupando tu mente? Así como existen imágenes físicas hechas en madera o en piedra también existen imágenes talladas en nuestra mente.

Una imagen física la podemos ver con nuestro ojos, mientras que una imagen mental equivale a una fijación grabada en la mente. No la vemos con nuestros ojos físicos pero, tarde o temprano, ellas se harán visibles a través de nuestra conducta. Las imágenes mentales aparecerán en nuestra cabeza una y otra vez, a veces aun sin quererlo. Es más, muchas veces quisiéramos que desaparecieran, sin embargo, ellas siguen estando.

Es por eso que si deseamos tener una estima sana y, por ende, alcanzar todo aquello que nos proponemos, necesitamos en primer lugar darnos cuenta de aquellas imágenes negativas que sólo nos perjudican para poder eliminarlas y darles el lugar correcto a aquellas imágenes que nos ayudarán a funcionar sana y libremente.

Para ser feliz no te obsesiones por agradar a los demás ni por la opinión de los demás hacia ti. Siempre habrá ingratos que arrojarán a la basura el alimento que les des. La obsesión es una imagen que se reitera en nuestra mente y hace que toda la vida gire alrededor de ésta.

Una obsesión aparece bajo la forma de un pensamiento o sensación que se repite de manera compulsiva e impulsiva. Es una imagen que te perturba, te quita la paz,  no te deja dormir y hace que vivas preocupado la mayor parte del tiempo. Hasta puede llegar a afectar tus actividades diarias como el trabajo o las relaciones interpersonales. Algo muy distinto de la obsesión es la pasión que te eleva, levanta tu estima, te motiva, te hace sentir bien y te ayuda a ser feliz.

Por el contario, la obsesión nunca te permitirá estar bien, ya que en un mismo hecho o situación produce un malestar constante, una perturbación y en algunos casos hasta desesperación ante la idea de que esa situación nunca cambiará. Algunos tienen obsesiones con aquello que los demás les dicen: “Mira lo que me dijo… ¡Mira lo que me dijo!” Y pasan veinte años y siguen repitiendo lo mismo: “Pero ¿sabes lo que me dijo?… y ¡cómo me lo dijo!”.

Esas personas se encuentran con alguien y no tienen otro tema de conversación más que aquello que le dijeron y hasta sueñan con aquel que les dijo algo… Ésa es una imagen mental negativa que debemos evitar. Otra obsesión muy común es decir: “Necesito a ese hombre (o mujer). ¡Yo amo a ese hombre! ¿Cómo es posible que ese hombre me haya abandonado?”. Una mujer con esta obsesión se levanta y sólo piensa en él, se acuesta y piensa en él, en todo momento piensa en él, y en cómo él la dejó, esta mujer siente que su vida ya no tiene sentido…

Otros se levantan y no piensan en otra cosa más que en su ocupación, comen y piensan en ello, “¡ese negocio!”. Personas adictas a su actividad laboral, que crearon dentro de sí mismas una imagen negativa y perturbadora que no les permite disfrutar de la vida, dado que su enfoque y toda su energía están puestos en aquello que son sus obligaciones. Las ideas obsesivas, sean de la clase que sean, son imágenes que debemos quitar de nuestra mente si queremos ser personas exitosas y con una sana autoestima.

Un abrazo,

Elías Berntsson

(Visited 588 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Elías Berntsson

Tuve una infancia buena y feliz. Luego comencé el instituto, allí hubo gente que me descalificaba. Afectó a muchas áreas de mi vida hasta que no tuve ganas de vivir, un día todo cambió y lo supere. Por ello decidí crear este espacio, para compartirte esperanza y motivación. Y decirte que como yo, tú también puedes ver tu maravillosa vida a través del amor propio.

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados