logo

Para Ya de Compararte con Otras Personas

Se que lo has hecho, todos lo hemos hecho.

Es ese momento en que estás de pie junto a un perfecto desconocido, cuando de repente te encuentras evaluándolo y comparas su belleza con la tuya. O quizás con un amigo cercano, con el que siempre estas y congeniáis mucho. Así que vas comparando y analizando todos los puntos en los que eres mejor o peor que el o ella, con la esperanza que en el mar de sentencias encuentres una o varias cosas en las que el otro pierda. O peor aun, encuentras cosas en que necesitas mejorar de ti mismo para salir vencedor o ser semejante.

Señoras y señores, a llegado la hora de terminar con el juego de las comparaciones, y aquí esta el porqué:

Es una estupidez.

Porque hay alguien por ahí que también ha sentido lo que sientes, alguien que te miraba con envidia. Personas que miran a otras y su energía vital desaparecen porque no se sienten dignas por creerse menos. Tienen el corazón roto, lloran hasta quedarse dormidos, se juzgan a si mismos. En algún momento hubo alguien que probablemente te observó y deseó poder tener algo de lo que tienes.

Vio tu sonrisa, tu risa y alegría contagiosa y deseo tener una pizca de lo que tu tienes. Alguien que fue testigo del éxito de alguien que adquirió reconocimiento en su puesto de trabajo, se pregunto si alguna vez lo lograría también. O alguien que vio la vida sencilla que tenia “esa mujer”, y soñaba con el día en que su propia vida pudiera ser tan grácil y sin complicaciones.

Cuando la mujer vio a su amiga en ese hermoso vestido negro que le quedaba como un guante, deseó haber pasado 30 minutos más en el gimnasio ese día. O el día que la mujer del vestido negro vio a la otra en una cafetería tomando un café con su marido mirándose el uno al otro con ternura, ella anhelaba tener un amor así.

Lo que las personas no saben de otros, es todo lo que han pasado en sus vidas, muchos se miran a si mismos y dicen “¿Como alguien querría estar en mis zapatos? si ellos supieran”

La verdad es que todos tenemos nuestros altibajos en la vida, y no sabemos por que la vida de alguien pasa a otro punto. Así que, en lugar de quedaros atrapados en la vida de alguien, coge el asiento disponible que esta en tu propia vida. Ahí es donde radica tu verdadero poder.

Hay unas cuantas cosas que estoy seguro todos podemos estar de acuerdo que queremos:

Queremos confianza para ser nosotros mismos, queremos respetarnos a nosotros mismos y ser respetados por los demás, deseamos honestidad de parte de otros, sentirnos guapos y tomar riesgos audaces. Queremos un amigo o grupo de amigos en el que siempre nos sintamos apoyados.

Queremos reír todos los días, ser atendidos y cuidados, tomarnos el tiempo para nosotros mismos sin sentirnos culpables. Queremos éxito en nuestro propio camino en este mundo, y sentirnos completos con lo que somos.

Al final del día, queremos amar y ser amados. Así que, al darnos cuenta de que todos, en su mayor parte queremos lo mismo, es difícil imaginar querer competir unos con otros y compararnos en nuestra manera de hacer las cosas. Cuando nos enfocamos en lo que no tenemos, la falta impregna nuestros pensamientos y negamos absolutamente todo lo que tenemos para ofrecer al mundo.

Incluso si te regalan algo muy grande, un gran premio, el vacío que has fortalecido en tu interior no se llena. Si piensas “El o ella tiene mas, así que yo debo tener menos” la ignorancia a acometido en tus pensamientos.

Así que cuando el contraste con otra persona es inevitable, y te encuentres envidiando lo que tiene la otra persona, utilízalo como una oportunidad. Puedes decirte a ti mismo “Ahh, gracias por mostrarme un ejemplo de lo que yo quiero en mi vida. Esa cualidad ya esta dentro de mi ¿Qué puedo hacer para acentuarla?” Escucha las respuestas dentro de ti.

Ahora que tienes el poder de nuevo, eres capaz de hacerle un cumplido a otra persona, con amor. Uno se siente maravilloso y automotivado cuando se es capaz de reconocer todas las bellas cualidades dentro de nosotros mismos sin la necesidad de la aprobación externa.

Y esto pasa cuando podemos recordar cómodamente nuestra confianza y apreciar a la otra persona junto a nosotros con todo su brillo y fuerza que personifica.

Somos mucho mas poderosos cuando nos damos cuenta de que estamos todos juntos en esto. Y bueno, hay más que suficiente amor para todos nosotros.

Escucha el artículo:

Un abrazo,

Elías Berntsson

(Fuente: Ashley Cebulka – www.mindbodygreen.com)

(Visited 1.857 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Elías Berntsson

Tuve una infancia buena y feliz. Luego comencé el instituto, allí hubo gente que me descalificaba. Afectó a muchas áreas de mi vida hasta que no tuve ganas de vivir, un día todo cambió y lo supere. Por ello decidí crear este espacio, para compartirte esperanza y motivación. Y decirte que como yo, tú también puedes ver tu maravillosa vida a través del amor propio.

Comentarios

  • Manuel Esteban Publicado 17 horas ago

    Gracias por el artículo Elias!
    Un abrazote y saludos

    Reply
  • Annel Publicado 14 horas ago

    Gracias por tanta dedicación,pará ayudar alos demás.

    Reply

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados