logo

¿Por qué parece ser tan difícil mantenerse positivo?

norway-772991_1920Existen muchas personas que se dan la oportunidad de iniciar una nueva vida después de haber tomado consciencia de los cambios que requieren realizar en algunos aspectos de su vida, al sentirse insatisfechas. Seguramente se han dejado influir de quienes les han motivado a que mejoren la manera de pensar, a que asuman una actitud positiva frente a sus propias vivencias. De hecho, arrancan con este primer paso vital con toda la intención de tener una vida más feliz. Sin embargo, en un corto o mediano plazo, desisten consciente o inconscientemente de seguir “esforzandose”. Entonces ¿qué puede haber ocurrido? ¿por qué parece que dejan a media marcha un camino que han decidido emprender tan promisorio de “buenas nuevas”?

Las causas principales por las cuales no se persevera lo suficiente en la mentalidad y actitud positiva son variadas, como se muestra a continuación:

Personas pesimistas

Cuando se está en contacto frecuente con personas de actitud negativa o pesimista, se aumenta la probabilidad de una u otra forma de contagiarse de ellas.

Buscar resultados “rápidos”

Otro motivo muy común es cuando no se ven resultados rápidos, sin considerar que para que haya un avance real se requiere una práctica firme y consistente de las acciones que ayudan a estar positivo, entonces la persona termina desistiendo; lo cual se intensifica si ella tiene poca tolerancia a la frustración, es decir, poca serenidad frente a las situaciones desagradables y escasa paciencia ante la demora en la satisfacción de sus deseos.

Personas “Realistas”

También, las personas excesivamente “realistas” generalmente limitan su nivel de imaginación y de creatividad, ingredientes de gran relevancia para un entrenamiento mental positivo. Al basarse demasiado en su pensamiento “lógico y racional”, dejan de lado su intuición y su capacidad para ver más allá de los hechos concretos que en apariencia indican algo negativo. Esto asimismo se presenta cuando la persona es muy rígida de pensamiento y no se permite abrir su mente para contemplar otros puntos de vista, como lo haría alguien optimista, por ejemplo: “Es cierto que esto no me salió como deseaba, pero me ha enseñado que… por tanto, de aquí en adelante modificaré esto o incluiré aquello otro, me veo alcanzando felizmente mi propósito, confío en mí e independientemente de los resultados que consiga me sigo amando”.

Noticias negativas

Otro factor muy influyente en la falta de perseverancia hacia la actitud positiva se debe al hecho de permitir que la energía o sensación que dejan las noticias negativas quede impregnada en nuestra mente por mucho tiempo. Se puede observar por ejemplo, que la mayoría de los titulares en las noticias y medios masivos de comunicación sobre la situación actual del mundo señalan numerosos casos de victimización, robos, violencia, tragedias, etc., pero con el tiempo, toda esta clase de información va “contaminando” la mente saturándola de ideas oscuras, pesimistas y hasta fatalistas mientras no se tenga un criterio claro y firme en la decisión de construir una vida feliz, lo que requiere filtrar o seleccionar la información que recibimos y escoger cuál de aquella que captamos se queda con nosotros mismos.

Claro está, esto no implica ser indiferente con los infortunios o acontecimientos gravemente difíciles que otros deben enfrentar, ni mucho menos significa que no les vayas a enviar tus intenciones positivas deseándoles que salgan adelante, incluso, si quieres puedes orar por el bien de los más afectados, así como por el bienestar de la sociedad y por el orden mundial.

¿Ves la diferencia? Una cosa es engancharse con lo negativo y otra cosa es alinearse con lo positivo, con lo que se desea y no con lo que se pretende evitar. El tan recordado Wayne Dyer, motivador y guía en el desarrollo humano decía que cuando tratas de combatir algo te debilitas, mientras que cuando apoyas lo deseado, te fortaleces, así por ejemplo, en lugar de trabajar por el “No a la violencia”, trabaja por el “Sí a la paz”. Aquí existe una diferencia sutil, pero significativa porque cambia el enfoque con el que conduces tu objetivo; además, la mente subconsciente no capta el “no”. Así vemos que en este primer caso: “No a la violencia”, sin darnos cuenta estamos concentrando el pensamiento en imágenes de violencia (y eso es lo que termina tanto reforzándose como realizándose), mientras que en el segundo caso, instantáneamente, las ideas que vienen a la mente son las que están relacionadas con imágenes, recuerdos, intenciones o proyecciones futuras de paz (además, con la consiguiente carga emocional positiva como si esto ya se estuviera viviendo en el presente).

La educación recibida

Por último, otra causa por la cual parece ser tan difícil mantenerse en positivo es evidentemente la educación y la crianza recibida. Cuando alguien desde la primera infancia recibe una orientación basada principalmente en creencias limitantes como: “la vida es muy dura” o “lo bueno no dura mucho” o “los afortunados son pocos”, etc., le cuesta bastante esfuerzo mantenerse en positivo de forma constante, pues tarde o temprano regresan sus modos de actuar y de pensar tan arraigados desde su niñez. No es que no lo pueda conseguir, sino que necesitará más tiempo y seguramente de un trabajo personal más profundo.

A pesar de cada uno de estos aspectos u otros que pueden llegar a afectar la perseverancia para mantenerse positivo, es posible crear la vida que se quiere comenzando por tomar consciencia de los factores que más han influido de manera negativa en la propia vida hasta el momento, y decidir qué se hará de ahora en adelante con respecto a ellos. Puedes preguntarte: ¿Seguiré dejando que me dominen estos factores? ¿continuaré permitiendo que alcancen mayor importancia que mis intenciones de éxito y de crecimiento personal? ¿acaso le temo al cambio? ¿cómo pretendo obtener resultados distintos haciendo siempre lo mismo? Recuerda ver las dificultades no como obstáculos, sino como oportunidades de crecimiento, también ten en cuenta reflexionar, elegir a consciencia y comenzar a ¡tomar las riendas de tu vida!

(Visited 364 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados