logo

Recarga tus Pilas con tu Actitud “Por Nick Vujicic”

Puedes modificar tu actitud y cambiar tu vida sin necesidad de tomar píldoras, visitar al psicólogo o escalar hasta lo alto de una montaña para consultar a un gurú. Busca tu propósito y ten esperanza para el futuro y fe en las posibilidades que se te presentaran en la vida. Estos atributos te permitirán tener una base sólida y una razón para sentirte contento, y ésa es la fuente de energía para ajustar tu actitud. Es algo parecido a las baterías del control remoto de la televisión.

¿Alguna vez has conocido a alguien exitoso, pleno y feliz que también sea pesimista? yo no. Y eso es porque el optimismo te recarga las pilas, te da control sobre tus emociones. En cambio, el pesimismo debilita tu voluntad y permite que tu ánimo controle tus acciones. Cuando tienes una visión optimista, puedes ajustar tu actitud para sacar lo mejor de una mala situación. A esto a veces se le describe como “reencuadre” porque, aunque no siempre puedes cambiar tus circunstancias, sí puedes cambiar la manera en que las percibes.

Al principio vas a tener que hacer esto de manera consciente, pero, después de practicarlo por algún tiempo, se volverá automático. Nick Vujicic pasa mucho tiempo de gira con sus cuidadores y, al principio de su carrera como orador, cada vez que se cancelaba un vuelo o perdíamos el avión, le costaba mucho trabajo controlar mi enojo y frustración. Pero en algún momento tuvo que enfrentar el hecho de que cuando viajas con tanta frecuencia como Nick lo hace siempre surgen problemas.

Nick se vio forzado a ajustar su actitud respecto a los problemas inherentes a los viajes. Ahora, cada vez que se ven forzados a esperar por horas en un aeropuerto o tienen que cambiar los planes de forma abrupta, trata de evitar el estrés, la frustración y el enfado: se enfoca en buscar una interpretación positiva del suceso. Empieza a lanzar pensamientos optimistas como: “Se retrasó el vuelo por el mal tiempo, ¡Que bien! si evitamos la tormenta tendremos un viaje más seguro”. O bien, piensa: “Cancelaron el vuelo por problemas mecánicos. Bien, porque prefiero esperar aquí en tierra que reparen el avión, que estar en el aire en una nave averiada”

Claro que todavía Nick prefiere tener un viaje sin problemas, pero, de no ajustar su actitud, la alternativa es sumergirse en los aspectos negativos y eso no es saludable. Cuando permites que las circunstancias que están más allá de tu control determinen tu actitud y tus acciones, te arriesgas a caer en una espiral sin fondo de decisiones apresuradas y juicios subjetivos. Te arriesgas a exagerar, a rendirte demasiado pronto y a perder esas maravillosas oportunidades que siempre, la verdad, siempre surgen cuando crees que la vida no podría empeorar.

El pesimismo y la negatividad se van a encargar de que nunca te sobrepongas a las circunstancias. Así que cuando sientas que los pensamientos negativos hacen que te hierva la sangre, cambia la sintonía y reemplázalos con un diálogo interior más positivo y alentador. Aquí te doy algunos ejemplos de pensamiento negativo contra pensamiento positivo que te ayudarán a identificar tus voces interiores:

  • Nunca me voy a recuperar de esto – Esto pasará pronto.
  • No lo soporto más – Ya llegué hasta aquí. Me esperan mejores días.
  • Es lo peor que me ha sucedido – Algunos días son más difíciles que otros.
  • Nunca voy a encontrar otro empleo – Se cerró una puerta, pero pronto se abrirá otra.

Un abrazo,

Elías Berntsson

(Visited 379 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Elías Berntsson

Tuve una infancia buena y feliz. Luego comencé el instituto, allí hubo gente que me descalificaba. Afectó a muchas áreas de mi vida hasta que no tuve ganas de vivir, un día todo cambió y lo supere. Por ello decidí crear este espacio, para compartirte esperanza y motivación. Y decirte que como yo, tú también puedes ver tu maravillosa vida a través del amor propio.

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados