logo
notfound

Relaciones Interpersonales de Éxito en 4 pasos -Por Bernardo Stamateas-

asd - copiaTodo en la vida se basa en relaciones interpersonales. El 99 por ciento de tu trabajo consiste en relaciones interpersonales. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, para tener pareja, nos relacionamos con la familia… Aquel que sabe relacionarse bien con los demás es a quien le va bien en la vida, dado que todo se mueve en medio de relaciones interpersonales.

Puedes haber sido un excelente alumno en la universidad, tener másters, doctorados o ser un genio, pero si no eres un diez en tu forma de relacionarte con los otros, difícilmente tu red de conexiones será extensa y por ende tampoco lo serán tus resultados. Necesitamos aprender a llevarnos bien con la gente, saber conectar con el otro para prosperar. Hay gente que es conflictiva y gente que sabe cómo establecer relaciones exitosas.

Y no solo es indispensable aprender a conectar con los otros en el ámbito laboral o empresarial, sino también en nuestro mundo emocional privado. Analicemos pues cuatro actitudes fundamentales que harán que tus relaciones interpersonales mejoren día a día y sean duraderas.

1. Enuncia elogios inteligentes.

¿Cuántas veces te han criticado? ¿Cómo te has sentido frente a esa situación? Ahora bien, ¿cuántas veces te han elogiado? ¿qué has sentido ante un elogio o una palabra de ánimo?

Si elogiamos al otro, este querrá estar con nosotros, habremos empatizado con él, siempre y cuando el elogio sea inteligente y verdadero. ¿Qué quiero decir con esto? Que de nada sirve adular al otro por el mero hecho de hacerlo, para caerle bien. Un elogio inteligente es descubrir una actitud, algo bueno que el otro tiene y que nosotros somos capaces de ver y de expresar.

Cuando ponemos en palabras la virtud del otro, estamos haciendo conexiones de oro. Las personas están acostumbradas a que siempre se les señalen los defectos, pero eso, al hacerle notar a alguien sus virtudes, todo lo que es capaz de hacer, generamos empatía. Discutir, confrontar, criticar, todo ello nos aleja. Por el contrario, el elogio inteligente une y acerca.

2. Necesitamos ser optimistas inteligentes.

¿Qué quiere decir esto? La gente optimista no niega su realidad ni vive en un mundo de fantasía, la gente optimista ve su realidad, pero sabe que su futuro o su lugar de llegada no están allí, en el sitio donde se encuentran. El optimista sabe que dentro de sí hay un potencial que lo moverá de la situación en la que está hacia un lugar mucho mejor.

En estos tiempos, no hay cabida para más pesimismo, más dolor ni más tristeza. La gente necesita una palabra de aliento y de sabiduría. Las personas necesitan saber que dentro de ellas hay una fuerza que las impulsará a mejorar, si saben conectar correctamente en todas las áreas de su vida.

Si eres padre, te acordarás de cuando tu hijo te mostró su primer dibujo… Seguramente lo mirabas y no entendías qué había dibujado, pero ¿cuál fue tu actitud en ese momento? ¿Acaso dijiste: “¡No entiendo nada de nada!”? ¿O dijiste: “¡Qué hermoso lo que has dibujado!”? Las personas necesitan saber que siempre hay alguien que puede ayudarlos a sacar lo mejor de ellos, que hay alguien dispuesto a tenderles una mano.

3. Escuchemos con inteligencia.

Las personas, más que consejos, necesitan ser escuchadas, esperan que haya alguien capaz de sentarse a su lado y decirles: “Vamos, cuéntame qué te pasa”. En muchas ocasiones, cuando nos reunimos con alguien para conversar y escuchar lo que le pasa, estamos esperando una mínima oportunidad para poder emitir una palabra, dar un consejo o contarle que lo que nos pasó a nosotros es mucho pero.

Sin embargo, lo más importante no es la palabra que podamos darles, sino estar atentos a lo que la persona quiere y necesita decir. Sé una persona abierta, confiable, capaz de escuchar al otro sin emitir juicios.

4. Seamos personas expresivas.

El tono d voz, los gestos, la postura corporal tienen que ser de validación, de aprobación. La manera como nos expresamos con los otros, la forma de comunicarnos pueden infundir optimismo o desánimo, pasión o descontento.

Si sabemos poner en marcha estas cuatro actitudes, siempre tendremos una nueva oportunidad. El partido no termina hasta que llegamos al sí, a ver nuestros sueños realizados.

Un abrazo,

Elías Berntsson

(Visited 3.032 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Elías Berntsson

Tuve una infancia buena y feliz. Luego comencé el instituto, allí hubo gente que me descalificaba. Afectó a muchas áreas de mi vida hasta que no tuve ganas de vivir, un día todo cambió y lo supere. Por ello decidí crear este espacio, para compartirte esperanza y motivación. Y decirte que como yo, tú también puedes ver tu maravillosa vida a través del amor propio.

Comentarios

  • Esther Publicado 2 horas ago

    Gracias por tu gran ayuda. Un abrazo.

    Reply
  • Michael Publicado 3 horas ago

    Muy buenos tus artîculos Elías, me han sido de gran ayuda para salir adelante y ser mejor persona. Gracias por ayudarnos.

    Reply

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados