logo
notfound

Solo di ‘Así es’ y ya no sufrirás

¿Cómo te imaginas el cosmos? ¿Qué pensamientos vienen a tu mente cuando lees o escuchas hablar del universo? Probablemente piensas en una realidad inmensa en la que cabe todo, lo conocido y lo que aún no es conocido, en la que cada elemento, cada ser, cada entidad convive con otros iguales o diferentes a él. Y así es, la ciencia lo ha confirmado. El cosmos es el gran contenedor de la vida, es la vida misma.  En el cosmos se vinculan entre sí todos los seres y elementos, sean o no de la  misma naturaleza. Y son estas relaciones entre ellos las que hacen posible que el cosmos exista, los que crean la vida.

Todo lo que ocurre en el universo es manifestación de una interconexión entre las cosas, entre los seres y los elementos. No hay hechos aislados, porque lo que le ocurre a uno afecta a la totalidad. Esa red de interconexiones es la característica principal del cosmos.

 

Una equivocada visión fragmentada provoca sufrimiento

Sin embargo, nosotros, los humanos, ignoramos esa totalidad integrada y armoniosa. Nuestro pensamiento fragmenta la totalidad de la vida. Aislamos cada suceso que vivimos.

¿Cómo lo hacemos? Cuando etiquetamos o juzgamos un acontecimiento, algo que nos ha ocurrido o que hemos visto, estamos aislando ese suceso, lo estamos desvinculando del cosmos. Perdemos de vista que es la totalidad de la vida la que ha producido ese suceso, que el cosmos en su conjunto ha determinado que fuera así.

Cuando juzgas y etiquetas los sucesos, crees que las cosas podrían haber sido de otra manera. Y dices  “Ay, si hubiera hecho esto o aquello, el resultado hubiera sido otro”.  Muy equivocado estás.  No eres tú quien determina  los acontecimientos que vives, sino el universo en su conjunto. Las cosas son como deben ser, y no pueden ser de otra manera, porque el cosmos así lo determina. Nada ha ocurrido por casualidad.

Seguramente, la mayor parte del tiempo, ni siquiera piensas que un acontecimiento sin importancia tiene su origen y su razón de ser en la totalidad del universo. No te das cuenta de esto. Piensas que ese suceso solo te ocurre a ti o a esa persona que conoces. En esa actitud está la raíz del sufrimiento. A partir de esa forma de concebir los momentos que vives, comienzas a sufrir.

El primer paso para vivir en armonía es  reconocer y aceptar lo que es.

Lo que te ha sucedido era inevitable, nada hubieras podido hacer para que no ocurriera. Esta aceptación interna te permite alinearte con la totalidad de la vida.  Y así, vivirás en sintonía con el universo.

 

¿Por qué sufrimos?

El sufrimiento es una etapa de aprendizaje. Si no hubieras sufrido probablemente no tendrías humildad ni compasión. El sufrimiento rasga el caparazón que crea el ego. Pero llega un momento en que pierde sentido. No es necesario sufrir toda la vida.

¿Pero qué debes hacer para interrumpir esa cadena de sufrimiento? ¿Cómo se hace para dejar de sufrir? Tienes que aceptar  que no es la realidad la que te hace sufrir. Acepta que no son los sucesos que vives los que te provocan sufrimiento y dolor. Los únicos responsables del sufrimiento son tus pensamientos.

Las situaciones que vives son solo eso, situaciones que el cosmos determinó que ocurrieran. Ellas por sí mismas no te hacen infeliz. Son tus pensamientos  los que te provocan infelicidad.  El sufrimiento surge por esos pensamientos que tú creas acerca de las situaciones que vives. Los pensamientos y los juicios son los verdaderos responsables del sufrimiento.

Las personas acostumbran a interpretar todo lo que viven y crean historias a partir de cada evento. Un día tormentoso se transforma entonces en un ‘día horrible’. En realidad, solo es un día tormentoso. El juicio de ‘horrible’ es creación humana. Este es un ejemplo sencillo de cómo nos manejamos en la vida.

Continuamente interpretamos y nos quejamos de esas historias que inventamos a partir de los sucesos que vivimos.

Detrás de esta actitud está el ego y su soberbia. El ego que quiere hacernos creer que somos superiores a todo, incluso a la naturaleza. Es el ego el que nos empuja a ser jueces del mundo. Y movidos por el ego nos creamos enemigos, porque nos hace creer que debemos imponernos, que debemos tener razón.

El sufrimiento es autocreado, esto quiere decir que tú creas tu propio sufrimiento. No debes buscar responsables fuera de ti. No son las otras personas ni acontecimientos que vives los que provocan sufrimiento. Eres tú cuando juzgas mentalmente una situación como mala o indeseable. Ahí estás generando sufrimiento. Te convences de que esa situación te perjudica y reaccionas. Y sufres.

 

El fin del sufrimiento

De acuerdo con lo que hemos expresado antes, el sufrimiento surge cuando en lugar de aceptar tu realidad, juzgas a los sucesos como ingratos o dolorosos. Te opones a ellos, luchas, te preguntas por qué, y sufres.

¿Cómo puedes cambiar para dejar de sufrir?  La verdadera libertad que pone fin al sufrimiento la experimentas cuando vives cada momento como si lo hubieras elegido. Acepta cada cosa que sientes o vives ahora y en cada instante de tu vida. No juzgues ni te resistas. Simplemente vive esos sucesos, porque son parte del cosmos y tú también lo eres.

¿Estás en la calle y te empapó un chaparrón? Acepta el suceso, no lo juzgues ni lo etiquetes. No es bueno ni malo, simplemente es. ¿Perdiste el autobús o el avión? No te lamentes, no lo valores. Esa es tu realidad.

Aceptar, esa es la gran verdad.

Dejar que la situación sea como tiene que ser, sin juzgarla. Inténtalo. Prueba. Sentirás una gran energía dentro de ti. Estarás más allá del bien y del mal. Permitirás que el poder del universo se mueva a través de ti, pues no lo entorpecerás con tus juicios y tus valoraciones.  Descarta de tu vocabulario expresiones como ‘malo’, ‘horrible’, ‘infeliz’, ‘perjudicial’, ‘negativo’ y otras tantas que transmiten valoraciones.

Cuando juzgas y etiquetas las situaciones que vives, tu comportamiento manifiesta tu infelicidad. La irritación, la ira, el resentimiento, la queja, las discusiones y las peleas, son manifestaciones del sufrimiento. Por lo tanto, cuando te des cuenta de que experimentas alguna de estas conductas, reacciona. Recuerda que estás creando sufrimiento para ti mismo y, probablemente, también para los otros.

Estos comportamientos generalmente aparecen inconscientemente. Ni siquiera te das cuenta de que estás juzgando, de que estás teniendo un comportamiento infeliz. Es necesario que los hagas conscientes, que estés atento a ellos para descartarlos en cuanto aparezcan. Déjalos ir y disponte a aceptar el suceso tal cual ocurre.

Estos hábitos y patrones mentales inconscientes desaparecen cuando los haces conscientes. Y poco a poco te abandonarán y ya no volverás a experimentarlos.  Acepta internamente lo que es y ya no sufrirás.

Tienes en ti el poder para permitir que tu vida sea felicidad y bienestar. Eres el creador de tus milagros.

Fuente:

Vídeo de Eckhart Tolle  ‘El sufrimiento’

Escrito por Ettel Fontana

(Visited 741 times, 1 visits today)
Compártelo en tus redes sociales

Acerca del autor

Elías Berntsson

Tuve una infancia buena y feliz. Luego comencé el instituto, allí hubo gente que me descalificaba. Afectó a muchas áreas de mi vida hasta que no tuve ganas de vivir, un día todo cambió y lo supere. Por ello decidí crear este espacio, para compartirte esperanza y motivación. Y decirte que como yo, tú también puedes ver tu maravillosa vida a través del amor propio.

Comentarios

  • Martha Moran Publicado 5 horas ago

    Desde ayer que Descubrí tu canal, y creeme que mi problema de andiedad a disminuido bastante, y tus lecturas me caen muy bien y me mantienen con mi mente atenta a nuevas cosas por aprender. Mil gracias y que dios te bendiga.
    Martha desde El Paso, TX

    Reply
    • Elías Berntsson Publicado 12 horas ago

      Me alegra saberlo Martha, un abrazo de mi parte

      Reply
  • Martha Patricia Publicado 8 horas ago

    Ellas un fuerte abrazo pedí al universo hoy una guía para este momento de conflicto de no encontrar la salida y encontré tu mensaje : solo di así es y ya no sufrirás. No te imaginas cuánta paz me dio .cada palabra impacto en lo profundo de mi ser Hoy fuiste mi ángel y estoy respirando y iniciando mi así es ?Gracias Muchas Gracias por todo el bien que hiciste hoy a mi vida.un fuerte abrazo

    Reply
    • Elías Berntsson Publicado 6 horas ago

      Que alegria Martha, gracias por estas palabras.

      Reply
  • Maivi González Publicado 7 horas ago

    Estoy de acuerdo con el contenido

    Reply
    • Elías Berntsson Publicado 11 horas ago

      Un abrazo Maivi

      Reply
  • Ángela galeano Publicado 22 horas ago

    Sr Elías ahora solo quiero leer tus artículos son de gran ayuda ,gracias por existir ,gracias a Dios por darte ese hermoso don de ayudar a las personas de igual manera q nos de conocimiento para saber llevar a nuestro corazón el hermoso mensaje q nos transmites y ponerlo en práctica para nuestro diario vivir ,no me queda más q darle las gracias mi admiración y respeto ,umildemente me despido de ud sr Elías

    Reply

Deja un comentario

© 2019-Aumentandomiautoestima. Todo los derechos reservados