Cómo Dejar de Pensar Tanto | El Poder del Ahora | Eckhart Tolle

Cómo dejar de pensar… Hoy voy a hablar sobre un libro llamado el poder del hora, si sólo hay un artículo que debes leer hoy es este, puede ayudarte a resolver muchos problemas cómo pensar demasiado, depresión, preocupación, ansiedad, etcétera. Las ideas en este libro son bastante difíciles de entender y aceptar así que por favor escucha atentamente hasta el final con una mente abierta.

Capítulo 1: No eres tu mente

Tu cuerpo es una máquina poderosa equipada con todas las herramientas. Al igual que cualquier otra herramienta debes usar tus herramientas con cuidado y luego guardarlas en su lugar cuando hayas terminado. Si utilizas alguna herramienta sin parar se romperá. Parece una regla simple de obedecer verdad? Sin embargo siempre olvidamos dar un descanso a la herramienta más poderosa: nuestra mente.

Hay una conversación constante en nuestra mente “qué pasará si no puedo encontrar un trabajo” “olvidé pagar las deudas nuevamente” “que pasara si no puedo aprobar el examen” “tengo hambre” “que debería comer”. El pensamiento constante es una adicción muy peligrosa. Llamamos a algo adicción cuando no podemos decirle no. ¿Puedes dejar de pensar? ¿sabes dónde está el botón de off? si la respuesta es no, entonces tienes adicción y te está matando, no lo digo metafóricamente, literalmente te está matando.

Pensar demasiado es la fuente principal de todo el dolor, el estrés y la insatisfacción. Todos los que nos rodean tienen esta adicción y por eso pensamos que es bastante normal, sin embargo no lo es si ves a alguien hablando en voz alta en la calle, lo llamarías loco, pero solo porque no verbalicemos nuestros pensamientos no nos hacen muy diferentes a esa persona. Si piensas demasiado se vuelve repetitivo, inútil y negativo. La herramienta que supusiste usar comenzará a usarte y te convertirás en esclavo de tu propia mente. El autor dice que puede deshacerse el pensamiento excesivo sólo prestando atención al ahora.

Al estar presente, el momento presente es todo lo que tienes. Puedes practicar esto cuando estás haciendo tareas simples, por ejemplo, cuando te estás lavando las manos observa cómo se vierte el agua sobre las manos, siente el olor del jabón, escucha el sonido del agua, siente la suavidad de la toalla. Al principio durará muy poco tiempo y tu mente traerá pensamientos del pasado o del futuro. Cuando esto suceda solo observa tu mente. No juzgues, no te enfades, solo mira lo que tu mente está haciendo.

Observa tu mente como si estuvieras observando a otra persona. El autor llama esto observar al pensador. Al observar al pensador pronto te das cuenta de que no eres tu mente. Son dos entidades diferentes. Aquí está tu mente y aquí está su observador. Si practicas estar más presente pronto te reirás de tu mente porque verás sus trucos para llamar tu atención.

Capítulo 2: La conciencia, el escape del dolor

Desde nuestra infancia cada vez que experimentamos negatividad o dolor, una parte de eso permanece dentro de nosotros. Pero cuando se acumula y finalmente se convierte en un monstruo el autor llama a esto cuerpo del dolor. En algunas personas el cuerpo del dolor está activo todo el tiempo y en otras hay ciertas palabras o cosas que despiertan el dolor corporal, por ejemplo, a veces le dices algo simple a alguien y él se enfada mucho e incluso se vuelve violento. y tu solo lo miras y no puedes entender por qué una palabra tan simple lo hizo enfadar tanto; y estoy seguro de que también sucedió contigo.

Alguien dice una palabra y todo tu día está arruinado. Te vuelves muy depresivo o estás enojado todo el día. Si la reacción emocional es mucho mayor que los eventos o las palabras que te hicieron sentir mal o enojado, entonces debes saber qué es el cuerpo del dolor. El cuerpo del dolor no eres tú, es un monstruo separado que vive en tu cuerpo y se alimenta de tu atención. Siempre trata de identificarse como tú, pero nunca eres tú el cuerpo del dolor, es parte de tu ego que es una identidad falsa que se ha creado en base a las experiencias externas.

Casi todos tenemos el cuerpo del dolor, lo importante es atraparlo antes de que surja y tome el control. Si estás presente puedes sentirlo cuando surge. A veces es un sentimiento muy depresivo, a veces permanece y sigues imaginándolo como cuando golpeas a alguien, y a veces es miedo. Entonces cuando el cuerpo del dolor despierte, quédate ahí y míralo, no lo juzgues y no lo analices. En el momento en que reconoces que es el cuerpo del dolor y comienzas a mirarlo no puedes controlarlo. Al estar presente pones luz en la oscuridad y el cuerpo del dolor no puede vivir a la luz de la presencia.

Hagamos un experimento

Si no te lo crees, déjame hacer un pequeño experimento, deja de leer durante unos segundos, y en ese periodo observa tu mente y dime qué pensamientos vienen a ella. Observa tu mente como un gato esperando que un ratón salga de su agujero.

¿Has tenido algún pensamiento durante estos segundos? estoy seguro de que no, incluso si pensaste algo probablemente te tomo un tiempo antes de que llegara un pensamiento. Este es el poder del hora, esto es estar presente. Como puedes ver, cuando estás presente tu mente no puede tomar el control de ti.

Si no te lo crees, déjame hacer un pequeño experimento, deja de leer durante unos segundos, y en ese periodo observa tu mente y dime qué pensamientos vienen a ella. Observa tu mente como un gato esperando que un ratón salga de su agujero.

¿Has tenido algún pensamiento durante estos segundos? estoy seguro de que no, incluso si pensaste algo probablemente te tomo un tiempo antes de que llegara un pensamiento. Este es el poder del hora, esto es estar presente. Como puedes ver, cuando estás presente tu mente no puede tomar el control de ti.

Capítulo 3: avanzando profundamente hacia el ahora

El tiempo y la mente son inseparables. Si sacas la mente de la ecuación entonces el tiempo desaparece. Imagina que no hay humanos en el planeta y solo hay plantas y animales, si ves a un águila y le dices “oye sabes qué hora es?” el águila dirá “que ahora?” “quieres decir tiempo?” “es ahora, el tiempo es ahora, qué más hay?”. Pasado y futuro son como la luna, la luna no tiene su propia luz, recibe la luz del sol, de la misma manera el pasado y el futuro obtienen la luz del ahora. No hay otro momento en que vivas, excepto el momento presente.

El tiempo y la mente son inseparables. Si sacas la mente de la ecuación entonces el tiempo desaparece. Imagina que no hay humanos en el planeta y solo hay plantas y animales, si ves a un águila y le dices “oye sabes qué hora es?” el águila dirá “que ahora?” “quieres decir tiempo?” “es ahora, el tiempo es ahora, qué más hay?”. Pasado y futuro son como la luna, la luna no tiene su propia luz, recibe la luz del sol, de la misma manera el pasado y el futuro obtienen la luz del ahora. No hay otro momento en que vivas, excepto el momento presente.

Una vez que entendemos esto podemos usar el tiempo como una herramienta práctica. El autor llama a esto hora del reloj. Por ejemplo, si deseas alcanzar alguna meta en un año, entonces usas el tiempo con fines prácticos. Sin embargo, si piensas constantemente en la meta final y olvidas el momento presente, estás usando el tiempo psicológico. El tiempo psicológico son los recuerdos de nuestro pasado y las proyecciones para nuestro futuro.

Si no eres consciente de ello terminarás viviendo en el tiempo psicológico. La fuente de todo el estrés se basa en pensar en lo que sucedió en el pasado y en lo que sucederá en el futuro. Yo solía vivir en el futuro, solo quería llegar a un punto lo antes posible porque pensaba que el pasado apestaba y el futuro me haría más feliz. Cuando vives en el futuro descartas el momento presente, dejas de disfrutarlo, comienzas a querer lo que no tienes y no deseas lo que ya tienes, lo que crea una contradicción y así comienzas a odiar la vida.

¿Cómo funciona esto en tu vida? Todo el trabajo que estás haciendo es un medio para llegar a un destino. Sientes que si obtienes ese trabajo te sentirás realizado, sientes que si alcanzas tu objetivo vas a ser más feliz. Estás siempre esperando que pase algo con el fin de sentirte completo. Llegar al destino no conduce a la felicidad. Déjame darte un ejemplo, digamos que tu mayor objetivo es subir al Everest, ¿te sentirías feliz si el helicóptero te recoge y te dejara en la cima del Everest? Estoy seguro de que la respuesta es no.

La felicidad no se trata de llegar a la cima, ni tampoco de quedarse en la base del Everest, la felicidad está en el viaje.

La felicidad está en el momento presente, así que simplemente relájate, maneja el momento presente que está frente a ti. Vas a resolver el problema futuro cuando llegue el momento. No dejes que tu mente tome el control. Si de repente todos tus problemas desaparecen ahora mismo, después de unos días tu mente comenzará a crear nuevos problemas. ¿No es cierto? para crear problemas nuestra mente necesita tiempo.

Por ejemplo, si de repente un animal salvaje salta a tu habitación, se convierte en un desafío. Es posible que corras o te lastimes, pero no es un problema porque para resolver un problema necesitas tiempo para que tu mente lo piense y lo identifique como problema. Si aún no estás convencido puedes responder la siguiente pregunta: ¿me puedes decir qué problema tienes en este momento? no en una hora, no mañana, ¿qué hay de malo en este momento? estoy seguro de que no se te ocurre algo porque si tuvieras un problema lo estarías resolviendo en lugar de leer este artículo.

El autor dice que incluso recibió cartas de prisioneros con cadena perpetua diciendo que encontraron la libertad en la prisión al hacerse esta pregunta, porque estas preguntas hacen darte cuenta de que ahora no tienes ningún problema. Lo que podrías tener son los desafíos o situaciones que necesitan ser tratados. Esto puede ser difícil de entender, pero si lo haces cambiarían muchas cosas para ti personalmente. Para mí esta parte del libro fue crucial. Entonces, solo concéntrate en el ahora. Primero comienza a estar presente con pequeños ejercicios como cuando estás cocinando, esperando el ascensor, o cuando te estás bañando.

Por el momento pasarás más tiempo en el presente. También puedes comenzar a meditar diez minutos al día, lo que también puede ayudarte a ver cómo te engaña tu mente muy a menudo. Muy a menudo te atraparás cuando no estés presente. En el momento en que te das cuenta de que no estás presente te conviertes en presente. Esta revelación ya es un gran éxito.

(Leído 13.069 veces - 1 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

12 comentarios en “Cómo Dejar de Pensar Tanto | El Poder del Ahora | Eckhart Tolle”

  1. Gracias de verdad esto puede ayudar hasta salvar vidas a personas y sanar tantos conflictos mentales a veces a muchos nos cuesta controlar esa conducta negativa mental que nos envuelve en sus redes y nos hace profundo daño.

      1. Nada nuevo que añadir y dar gracias y gracias y gracias y… Los que somos inconscientes tomando consciencia te lo agradecemos y nos ayudas a llevar una vida más fácil.
        Gracias y salud

    1. Si, en este artículo mi desafío de pronto se convirtió el hecho de que ya quería terminar de leerlo,y en efecto me he percatado de que cuando inicio alguna actividad ya quiero terminarla al instante, es algo que no me ha había ocurrido antes, aparte de que quiero que el tiempo dure más porque no me alcanza el día para nada, pero se que solo es una percepción que solo detiene .Is manos y mis iniciativas. Gracias. Alguien puede aconsejarme o ayudar a ver las cosas de diferente manera. Gravias

      1. Saludos. Te recomendo una consulta con nuestro coach. Él te dará las herramientas que necesitas para organizar tu vida u eso que sientes. ¡Un abrazo!

  2. yo tengo sufro de ansiedad y este articulo me ha servido mucho. Y es verdad todo lo que dice. Espero y puedan hablar sobre los demas capitulos de este libro porfaaa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.