¿Cómo Encontrar Paz en Medio de las Críticas? | Byron Katie

Encontrar paz

Con los años, he llegado a darme cuenta de que no existen las críticas. Solo hay observaciones.

Y no hay observación que no te ilumine, si tu mente está abierta a ello. ¿Qué podría decirte alguien con lo que tú no estés de acuerdo? Si alguien te dice que eres una persona terrible, solo tienes que ir dentro de ti y en dos segundos encontrarás momentos en tu vida en los que has sido una persona terrible.

No tienes que buscar demasiado.

Si alguien dice que eres una persona maravillosa, también vas a encontrar que es verdad fácilmente. Se trata de la autorrealización, no del bien y el mal. Se trata de libertad.

Cuando alguien me dice que mentí, por ejemplo, entro en mí para ver si tienen razón. Tal vez no pueda encontrar lo que han mencionado en mi vida actual, pero puedo encontrarlo fácilmente en algún otro momento, tal vez hace décadas. No lo digo en voz alta, solo veo las coincidencias dentro de mí.

Luego de eso, puedo decir con honestidad: “Soy un mentiroso. Ya veo dónde tienes razón sobre mí”. Y estamos de acuerdo. Esa persona se está dando cuenta de quien era yo en el pasado, y es lo mismo de lo que empecé a darme cuenta hace veinte años.

Así es como me enamoro de la gente que está enojada conmigo. Son como personas que sufren en sus lechos de muerte: no hay razón para agredirlos, solo les dices “Levántate”.

Es lo mismo cuando alguien está enojado y te ataca. Esa persona sigue siendo un ser humano y está confundido. Si yo tengo claridad en mi vida, en mi espíritu, ¿cómo es que no puedo reconocerlo? Es entonces cuando somos más felices, porque nos entregamos sin condición a los demás.

Si una crítica te duele, significa que te estás defendiendo de ella. Tu cuerpo te avisará muy claramente cuando te sientas herido o a la defensiva. Si no prestas atención, el sentimiento aumentará y se convertirá en ira, agresión, defensa o justificaciones.

No está bien ni mal actuar de alguna de estas formas, simplemente no es inteligente. La guerra no es inteligente. No funciona.

Si realmente estás interesado en tu propia tranquilidad, comienza a ser cada vez más consciente de la sensación de querer defenderte de una crítica. Y eventualmente te fascinará encontrar las piezas que faltan de ti mismo, que tu crítico está señalando de manera útil, y le pedirás que te diga más para que puedas seguir siendo iluminado.

La crítica es un regalo inmenso para aquellos que están interesados en la autorrealización. Para aquellos que no lo están, bienvenidos al infierno, bienvenidos a estar en guerra permanente con su pareja, sus vecinos, sus hijos, su jefe.

Cuando abres los brazos a la crítica, construyes tu propio camino directo a la libertad, porque no puedes cambiarnos a nosotros ni lo que pensamos de ti. Eres tu única manera de estar en paz contigo, ser tu propio amigo, incluso cuando los demás te ven como un enemigo. De esta manera, hasta que puedas estar en buenos términos con las personas que te rodean y por mucho que piensen mal de ti, el trabajo estará hecho.

Después de haber ensayado este proceso durante un tiempo, pude comenzar a escuchar cualquier crítica sin tener que defenderme ni justificarme. Ahora lo hago abiertamente, con gusto. Se trata de ponerle fin a intentar controlar lo que nunca se puede controlar: la percepción de otras personas.

La mente descansa, y la vida se vuelve más amable. Y luego comienza a ser completamente amable sin excepción, incluso en medio de la agitación aparente.

Cuando eres consciente de que eres un estudiante, todos en el mundo se convierten en tu maestro. Ya no hace falta ponerse a la defensiva, porque la gratitud es todo lo que queda.

La críticas pueden ser la llave maestra para liberar tu potencial

¿Qué te ha parecido este mensaje? ¿Tienes una opinión diferente de las críticas ahora?

La verdad es que, si lo piensas, ser criticado es una oportunidad para mejorar tu confianza personal, tus relaciones personales y tu salud emocional. Cuando alguien te critica, es como si arrojara luz sobre tus propias inseguridades para que tú puedas ir a la raíz de la situación, y remediarlo.

Conocer las observaciones de otras personas te recuerda que está bien tener debilidades: la imperfección es parte de ser humano. Si puedes admitir tus errores y trabajar en ellos sin atacarte a ti mismo por lo que hiciste en el pasado, experimentarás mucha más felicidad, paz, disfrute y éxito que si ignoras las cosas que no te llevaron por buen camino, y sigues repitiéndolas.

Todos somos perfectamente imperfectos, estamos en un viaje permanente de autodescubrimiento y evolución. No podemos controlar lo que otras personas nos dirán, pero podemos controlar cómo lo internalizamos, cómo respondemos y aprendemos de la situación, cuándo lo liberamos y en qué momento seguir adelante.

(Leído 610 veces - 1 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.