Deja de Luchar, Tu Felicidad y Paz Dependen de Ello

Dejar de luchar

¿Dejar de luchar? Cuando elegimos vivir de una manera en la que aceptamos todo lo que nos encontramos en nuestro día a día, vemos nuestra vida como un regalo. La empezamos a disfrutar de verdad cuando no nos rechazamos a nosotros, y por consiguiente a nadie. Si vemos cada acto de las personas como una llamada de amor, ya no veremos agresión ni conflicto, solo a una persona que necesita ayuda.

No quiere decir que debas sacrificarte por nadie, ni estar en la vida de todos. Solo significa que dejaras de permitir que el exterior te violente, te manipule, te haga sentir mal. Podrás dejar ir, y amar en la distancia. Cuando elijo el miedo, significa que todo lo que vea en mi o fuera de mi, será un obstáculo para mi plena realización, para mi completo bienestar y mi paz mental. Por ello ¿Qué merito tiene enfrentar la agresión con agresión? ¿acaso ganaras puntos positivos para sentirte realizado y estar en paz contigo mismo?.

Ganar una lucha o estar por encima de alguien, aún cuando parezca que se lo merezca, no es más que engrandar nuestro ego. Y nuestro ego solo es una ilusión. Verás que aunque te las hayas arreglado para salir victorioso, te seguirás sintiendo igual de mal, igual de indefenso; en el fondo, igual de vacío. ¿Cómo luchar con esos sentimientos contra ti, o contra los demás? La respuesta es tan simple y obvia, que tus deseos de lucha y venganza, es decir tu ego, tu forma transgiversada de ver la vida, hará que no le prestes atención, porque tus deseos de ganar quieren a toda costa apoderarse de ti. Pero como hemos dicho, el ego no es más que una ilusión.

La respuesta para no ir por la vida amargado, depresivo y en tensión contra ti mismo y los demás, es dejar de luchar.

Cuando dejas de luchar automáticamente ya no tienes absolutamente nada que hacer, nada que demostrar, nada que conseguir. Solo te queda vivir y experimentar la vida como llega, como está aconteciendo. ¿Y esas personas que intentan sabotearme? ¿Y las injusticias que veo tan a menudo? Todo eso ocurre porque lo estás juzgando de esa manera.

Y es que si comienzas a luchar contra todo ello y ganaras, seguirías con tu lucha interior y seguirías juzgando, y eso te roba la paz, te quita tu energía vital, tu pasión por la vida y deseos por experimentar y hacer lo que te encanta. Deja de luchar, haz la prueba, tu felicidad y paz dependen de ello.

Con esto en mente, “Dejo de luchar, mi felicidad y paz dependen de ello”. quiero que escuches mi nueva composición de piano y te lo tomes como un ejercicio de meditación y afirmación, para que esa frase entre en tu subconsciente y te vaya sanando. Espero que este ejercicio te resulte muy positivo. ►ESCÚCHALA AQUÍ ABAJO:

Me encantaría saber qué experimentaste con este ejercicio, deja un comentario al respecto.

(Leído 3.887 veces - 1 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on print

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

20 comentarios en “Deja de Luchar, Tu Felicidad y Paz Dependen de Ello”

  1. Gracias por las enseñanzas, gracias por enseñarnos a vivir desde el amor y no desde el miedo. Este texto realmente es muy significativo para mi, me ayudará mucho en mi superación personal. La
    Melodía fue estupenda me hizo sentir paz. Gracias, Gracias, Gracias 🙏🏼🙏🏼🙏🏼

      1. Estoy en un proceso de sanación de mi ser, y tus palabras precisas son más que edificantes. La música bálsamo para el alma. Gracias, gracias, gracias.

  2. Gracias. Por las enseñanzas que impartes en relación a este tema que.muchas veces nos afecta. Este tema en específico me veo reflejada allí ya que muchísimas veces y x muchos años siempre he pensado así. Y yo que? Ahora a estas alturas de mi vida me he vuelto un persona insegura y pensar en que nada me merezco. Lo he dado todo x gentes que de una u otra manera necesitaban de mi y yo ahí presente en sus vidas. Cómo una miga me dijo una vez oye cómo haces tú para apoyar a uno en todo y tú qué nunca estás para ti. Estás mal pero no piensas en ti sino en los demás. Cómo le haces? Y aquí estoy en medio de tribulaciones. Luchando conmigo misma. El audio me dió mucha paz. Me traslado a esos días cuando ya me sentía tan hundida y me iba a la orilla del mar a hablar a desahogarme y sentía mucha paz y tranquilidad. Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.