6 Hábitos de Autosabotaje que Necesitas Dejar Ahora Mismo

Hábitos de Autosabotaje que debes dejar. Hay un dicho que dice: Nos convertimos en lo que mas repetimos.

¿Qué es lo que mas repites a diario? ¿Y en que te estas convirtiendo? Estas son 2 preguntas poderosas. Preguntas que algunos psicólogos les hacen a sus clientes, y que debes hacerte ahora.

Hábitos de Autosabotaje

Los seres humanos somos criaturas de hábitos, y si tu vida no es como te gustaría que fuera, es importante prestar atención a como te estas moviendo cada día en ella.

Piensa en ello como una oportunidad de examinar detenidamente tus pensamientos, palabras y acciones, y ver si ellos están apoyando o no la vida que deseas crear.

Y ahora, aquí podrás descubrir si en tu día estas siguiendo los siguientes 6 hábitos para dejarlos inmediatamente. No tienes que pensar en estos hábitos ni estresarte por tener alguno, o realizar un complicado plan para dejarlos. Sólo comprometerte contigo mismo, simplemente decirte: “Decido hacerlo mejor, cada día es un nuevo comienzo”:

1. Ser significativo contigo mismo. 

Si te dices cosas crueles a ti mismo (las cuales nunca dirías a nadia ni siquiera a tu peor enemigo) es el momento de parar el carro.

En lugar de: “Ufff, te ves gordisima hoy”. Prueba con: “Me amo incondicionalmente, y puesto que me amo a mi misma, voy a hacer algunas mejoras que hagan que me vea mejor y me sienta mejor”. 

2. No hacer ejercicio. 

Tu cuerpo fue diseñado para moverse, no tienes que apuntarte a una maratón, pero sí necesitas al menos andar 30 minutos todos los días.

En lugar de: “No quiero hacer ejercicio” Prueba con: “Merezco hacer ejercicio para mi bienestar personal, soy tan valioso que haré ejercicio”. 

3. Dejar que las emociones negativas se acumulen en tu interior. 

Cuando permites que las emociones negatias se agraven en tu interior, es como permitir que el vapor se acumule dentro de una olla a presión. Tarde o emprano, entrará en erupción, ya sea con un arranque de ira, o en forma de enfermedad.

En lugar de: “No debería sentirme de esta manera. “No tengo derecho a sentirme así. Soy una mala persona”. 

Prueba con: “Siento lo que siento, y voy a hacer algo al respecto a fin de que estos sentimientos no se pudran en mi”. Luego puedes ir a algún lugar privado y aporrear una almohada hablando tus sentimientos en cada golpe hasta que sientas una liberación.

4. Decir  sí cuando quieres decir no.

Si estas diciendo que sí a las cosas que para ti son una distracción, o te hacen sentir resentido, o te enferman, para ya ese hábito.

En lugar de: “¡Claro!” y en el fondo piensas “Realmente no quiero, pero voy a parecer idiota si digo que no…”

Prueba con: ¿Cual es mi meta en la vida? ¿Si digo si a esto, hará que esté mas cerca de cumplir mi meta, o no?

5. Culpar a tus padres por todo.

Tal vez tus padres hicieron un estupendo trabajo dándote ánimos para sobresalir, o tal vez hicieron un trabajo horrible. Pero independientemente de si tus padres hicieron un bueno o mal trabajo, aferrarse a la ira es poco saludable. Es injusto para ti y para las personas que te rodean.

En lugar de: “Todo es culpa de ellos, es la forma en que me criaron”

Prueba con: “Soy adulto ahora, es mi responsabilidad darme lo que mis padres no pudieron. Tengo ese poder, puedo hacer eso para mi”. 

6. Preocuparte por el futuro. 

Preocupación no es lo mismo que “estar resolviendo” o “planificar tu próximo paso”, preocupación es un estado de parálisis improductivo, donde te estas diciendo a ti mismo repetidas veces: “Creo que no soy capaz de manejar mi propia vida”.

En lugar de: “¿Que pasa si ocurre esto o lo otro? ¿Cómo voy a manejarlo?”

Prueba con: “Pase lo que pase, tengo plena confianza en mi capacidad para manejar las situaciones”. 

Poner fin a tus hábitos de autosabotaje es a la vez desafiante y simple al mismo tiempo. Simple porque en realidad no es tan complicado. Se inicia con una simple elección.

Desafiante, porque para hacer esa elección (y comprometerse con ella) se necesita una gran cantidad de autoconciencia y la voluntad de aprender nuevas formas de pensamiento, especialmente cuando se trata de gestionar tus propias emociones. Pero independientemente de si necesitas una hora o un año para cambiar un mal hábito, la recompensa es muy grande tanto para tu salud, trabajo, relaciones y para los que pasan tiempo contigo.

Tienes todo lo que necesitas para comenzar, empieza ahora.

Un abrazo,

Elías Berntsson

(Fuente: Dr. Suzanne Gelb – www.mindbodygreen.com)

(Leído 444 veces - 1 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.