Invierte También en Ti

Invierte también en ti. Es importante invertir en nosotros mismos por un sinfín de razones. Así que cuando estés pensando en invertir algo de tus recursos en ti mismo, no lo pienses dos veces. Por lo general, tenemos la tendencia a ocuparnos a lo último de nuestras propias necesidades o anhelos.

Tenemos la tendencia de andar por la vida tratando de complacer a todos aquellos que están a nuestro alrededor: nuestros jefes, nuestros padres, nuestros amigos, nuestras parejas… en fin, siempre ponemos a todo el mundo antes que a nosotros mismos.

Y ¡ojo! no está mal tener consideración de las personas que juegan papeles fundamentales en nuestras vidas; lo que realmente está mal, es que algunas veces por engrandecerlos a ellos no nos damos el tiempo de ocuparnos un poco a nosotros mismos. Y verdaderamente es esencial que invirtamos en nosotros mismos, no sólo tiempo, sino también dinero y esfuerzo, así como lo hacemos con los demás.

Invierte también en ti

Podemos invertir un poco de estos factores (dinero, tiempo y esfuerzo) para nuestros pasatiempos, o en general algo que nos gusta hacer, por ejemplo. Pues esto nos ayudará a divertirnos, nos quitará el estrés, y por consiguiente, nos conservará más felices. Podemos también invertir en nuestro conocimiento, pues este no únicamente nos ayudará a crecer académicamente, sino que también nos hará evolucionar en nuestro crecimiento personal.

Y claro está, también podemos invertir en nuestra apariencia personal. ¿Por qué? Bueno, pues por el simple hecho de que una parte fundamental de encontrarse bien consigo mismo, es aceptarse y quererse físicamente. De esta manera, al invertir en nuestra apariencia personal, estaremos desencadenando poco a poco una lista incontable de gracias que nos será fácil reconocer.

Toma en cuenta

Que hay muchas razones, incluyendo las ya mencionadas, para consentirte. Puedes invertir en ti mismo para poco a poco ir desarrollando tu aspecto físico, tu aspecto personal, o tu aspecto emocional. Recuerda que los tres aspectos son igualmente importantes para mantener una buena salud.

En otras palabras, si tenemos que cuidarnos tanto por dentro, como por fuera, ¿Por qué entonces no invertir en eso? Es relevante mencionar que cómo cualquier otra inversión, ésta también dará frutos. Así que no te desalientes si no ves resultados inmediatos de tu inversión.  Recuerda que Dios envía algunas cosas más pronto que otras, jamás te desesperes. Y ¡ah, casi lo olvido! Lo que siempre deberá ser una inversión constante en tu vida es el amor: ¡quiérete mucho! Pues este es el primer paso para poder realmente querer y consentir a los demás, Invierte también en ti.

Un abrazo,

Elías Berntsson

(Fuente: Laura Mendoza)

(Leído 332 veces - 1 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *