7 Lecciones del Tao para una Vida Mejor

Lao Tse tao te ching

¿Te preguntas cómo empezar a vivir mejor, dejar ir la amargura y la tristeza, y enfocarte solo en la evolución de tu alma? 

El Tao Te Ching, de Lao Tse, ha sido una fuente de inspiración para muchas personas dentro y fuera de China, gracias a que contiene una profunda sabiduría sobre la vida, la conciencia, la naturaleza humana y más.

De hecho, el Tao Te Ching es una de las obras más traducidas de la literatura mundial, a pesar de que solo contiene 81 breves capítulos. 

En el capítulo 25 del Tao Te Ching, Lao Tse define el Tao de la siguiente manera: 

Había algo sin forma y perfecto antes de que naciera el universo. Es sereno. Vacío. Solitario. Inmutable. Infinito. Eternamente presente. Es la madre del universo. A falta de un nombre mejor, lo llamo el Tao.

De esta definición se desprende claramente que Lao Tse usa la palabra Tao para referirse a la “conciencia eterna sin forma”, que es la base del universo. Pero, ¿qué más puede aprenderse del Tao para vivir mejor en el día a día? 

¿Cómo puede esta filosofía ancestral de conexión divina ayudarnos a tener una existencia más próspera y apacible? 

Hoy te quiero compartir una serie de principios del Tao para una vida mejor que sin duda te ayudarán a sintonizarte aún más con La Fuente, y avanzar en tu camino de crecimiento personal. 

1. Mira dentro de ti mismo y encontrarás todo lo que necesitas

Conocer a los demás es inteligente; conocerse a sí mismo es la verdadera sabiduría. Dominar a los demás es fuerza. El dominio de uno mismo es verdadero poder.

Esto dice el Tao Te Ching.

Nuestra cultura se enfoca en hacer y tener más todo el tiempo. Más dinero, más éxito, más amigos, más bienes materiales… Nos exigimos más y más constantemente, pero estas acciones, desde una perspectiva taoísta, se consideran yang (resistencia), y se basan en una permanente búsqueda exterior. 

Yin y Yang describen la naturaleza dual del mundo y del ser humano. Se trata de dos fuerzas opuestas, complementarias e interdependientes.

Necesitas que haya equilibrio entre Yin y Yang, por lo tanto, no hay que pensar en ellos como positivo o negativo, bueno o malo. Al contrario, necesitas dedicar tiempo a cultivar tu Yang, que es tu naturaleza exterior, para tener una vida plena. Pero también necesitas cultivar tu experiencia interior. 

Puedes hacer esto a través de la meditación y la atención plena, de modo que progresivamente vayas aprendiendo a desarrollar un recurso intuitivo más profundo, lleno de energía y equilibrio para aprovechar en el día a día.

Cuando logras esto, toda la información que necesitas la podrás encontrar dentro de ti y no fuera. Tu conexión con La Fuente te permitirá acceder a todas las respuestas. 

2. Eres más libre cuando te dejas llevar

Examina los apegos a los que te estás aferrando en este momento y que están causando dolor (ya sea a ti o a los demás). 

Puede ser un apego al reconocimiento, a la seguridad, al control o al ser amado. En realidad, se puede desarrollar un estado de apego hacia cualquier cosa, esta es la parte fácil; desapegarse es mucho más complicado, pero te hará libre para abrir más tu corazón y disfrutar de cada experiencia de la vida. 

A veces, ni siquiera gozamos lo suficiente del amor y las relaciones por miedo a que el romance termine. Este es un ejemplo del apego al control y el miedo constante a la incertidumbre. 

Date la oportunidad de romper estas cadenas y te aseguro que podrás acceder a una libertad novedosa y dulce. 

3. Si realmente quieres conocerte a ti mismo, deja de etiquetarte

Si te defines a ti mismo constantemente, te aseguro que jamás lograrás conocerte a fondo. Tendrás que lidiar todo el tiempo con una imagen predefinida, una máscara o un disfraz de la persona que se supone que eres. 

Lo que susurras a ti mismo todos los días se convierte en tu sentido y poco a poco empieza a dirigir tus pensamientos y acciones. No te etiquetes ni permitas que nadie más te etiquete. Eres mucho más libre de lo que piensas para vivir cada experiencia terrenal al máximo, pasar de una emoción a otra sin previo aviso, darte una nueva oportunidad para conocer el amor o, simplemente, empezar de cero uno de estos días. 

Además, es mucho más fácil superar un error cuando no lo llevas contigo a todas partes. De aquí la importancia de entender que nuestro pasado no nos define, pero tampoco deberían hacerlo nuestras creencias. 

4. La bondad y la compasión siempre triunfarán al final

El río nutre todo lo que atraviesa, avanza sin buscar reconocimiento. No necesita fama, no hace falta que todos sepan lo que hace o cuándo lo hace. 

Lo mismo pasa en la vida diaria; cuando practicas la compasión, edificas una gran percepción de ti mismo al instante, incluso si nadie más sabe lo que hiciste. Cuando pones a los demás primero, te pones a ti mismo primero de cierto modo, porque sabes que hacer el bien te hará sentir bien. 

A veces pensamos que la bondad es un signo de debilidad, pero no. Es un signo de fuerza.

5. Sé tú mismo sin importar lo que piensen los demás

Enfócate en lo que otras personas piensan de ti y siempre serás un esclavo. No ganarás nada, pero sí perderás mucho: tu autoestima, autorrespeto y confianza. 

Pon en práctica el hábito de permitirte ser y pensar como te plazca, siempre que la intención no sea herir a nadie. 

6. La sabiduría y la fuerza son la consecuencia de ser humilde

Los más sabios saben perfectamente que no es posible saberlo todo. Equivocarse es necesario para evitar estancarse a lo largo del camino de la vida, así que no te sientas mal cuando descubras que ciertas cosas se escapan de tu entendimiento. 

Ábrete a aprender y experimentar todo el tiempo. 

7. El cambio es inevitable, así que abrázalo

En lugar de luchar contra la corriente de la vida, permite que las cosas, los eventos y las personas sigan su curso natural.

Incluso si de pronto te sientes incómodo, debes saber que esta es una sensación natural de resistencia y que no durará para siempre. Además, el poder que tiene el miedo sobre ti dependerá de cuánto le permitas escalar. 

(Leído 3.413 veces - 3 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on print

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 comentarios en “7 Lecciones del Tao para una Vida Mejor”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.