No Importa Cómo Comiences sino Cómo Termines -Por Bernardo Stamateas-

Lucha por tus metas. Tu motivación para luchar por aquello que quieres lograr tiene que ser tu botín, porque si no hay recompensa no vale la pena pelear. Tu motivación tiene que ser más grande que el miedo que vas a tener en la batalla.

Algunas personas pelean batallas que no tienen botín, que no tienen sentido: en la calle, por el tránsito, con la familia, en el trabajo, etc. Y allí no hay botín. Tu motivación tiene que ser tu recompensa, esa recompensa tiene que ser algo grande.

Tienes que estar preparado para ser eficaz en cualquier momento. Las grandes oportunidades por lo general llegan a nuestra vida sin aviso previo, así que necesitas estar atento.

Tienes que aprender a hablar en positivo, con fe antes de iniciar algo, siempre la última palabra la debes tener tú. Algunas personas se quedan con miedo, atados a la última palabra de las circunstancias negativas que les tocó vivir en lugar de construir con su boca una realidad diferente.

Lucha por tus metas

Si tienes un sueño en tu corazón, tienes que moverte con velocidad para alcanzarlo. ¡Muévete hacia tu sueño! La gente te quiere estereotipar, agrupar. Cuando alguien te pregunte: “¿eres liberal?” “¿conservador?” “¿eres de izquierda?” “¿de derecha?”. Respóndele que eres veloz. Cuando aprendas un principio que funcione para tu vida, aplícalo enseguida y muévete con rapidez, porque cuando venga la dificultad ya vas a estar en otro lugar. La gente eficaz primero camina, después corre y después vuela como las águilas.

Ponle fecha a tus sueños, límite a lo malo, determina la fecha cuando veas cumplidos tus anhelos más profundos y tarde o temprano va a disfrutar la victoria.

Siempre cree en tu corazón que lo mejor está por venir, que este año y no el próximo, recibirás lo que esperas. Si eres positivo y te concentras en tu sueño, siempre tendrás ideas nuevas, creativas, poderosas. Esa clase de ideas que te permitirán dar justo en el blanco y lograr cosas en tiempo récord.

NO abandones

No abandones tu sueño a mitad de camino, no alcanza con que tengas la casa, el coche, sigue adelante a pesar de las dificultades que encuentres para llegar a la meta y terminar todo lo que está reservado para ti. Si comienzas algo, hazlo bien desde el principio y no te detengas pase lo que pase. Sirve de inspiración a otros, no hay que ganar todas las batallas, tienes que ganar tu guerra personal. Y cuando la ganes, toda tu familia podrá disfrutarla.

Sean cuales fueren tus circunstancias actuales, no importa cómo comiences sino cómo termines. Si tienes fe y perseverancia, conseguirás tu objetivo, llegarás a la meta y todo lo que hagas te saldrá muy bien.

Un abrazo,

Elías Berntsson

(Leído 202 veces - 1 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *