Mereces una Vida que Ames. Esta es la Lección que Aprendí

Mereces una Vida que Ames.

httpv://youtu.be/5S5KxZv4pYQ

Tienes un guía emocional interno que te indica cuándo estás en estado de “flow” (representando tu yo verdadero) y cuándo estás fuera de la pista. Este guía emocional te dice cosas como:

“No es una buena idea que digas eso”
“Eres una mejor persona de lo que estas mostrando ahora mismo”
“Estas dando demasiado de ti en este momento”
“Te mereces lo mejor”
“Estas siendo falso”
“Cuidado, puedes lamentarlo más tarde”

Y también cosas como:

“¡Si, si!”
“Estas que ardes ahora”
“Continua así”

La mayoría de nosotros crecemos pensando que lo más valeroso que podemos hacer, es sacrificar nuestras verdaderas necesidades para hacer felices a nuestra familia, amigos, vecinos, comunidad… Cosas que nos hacen ganar una buena reputación ante los ojos de la sociedad.

Cosas como obtener buenas calificaciones, tener la habitación limpia, sonreír a personas que te miran con mala cara o no te respeten. Cosas como mantener la paz haciendo lo posible para que en casa todos se sientan a gusto. Y en definitiva, ocultar tu verdadera naturaleza y necesidades reales a cualquier precio con el fin de que no haya desequilibrios en tu entorno.

Mereces una Vida que Ames. Esta es la Lección que Aprendí

¿Qué pasa si te han engañado con todo esto?

¿Qué pasa si sacrificar tus propios deseos, esperanzas y metas no es lo más valeroso que puedes hacer por ti mismo y por los demás?

Lo mejor que puedes hacer para este mundo es ser la mejor versión de ti mismo. Es de suma importancia que hagas lo que te hace feliz, porque con ello contagias a otros de tu felicidad, y con ello se forma una bola de nieve que se expande.

No se trata de hacer lo que a tu abuelo le haría feliz, o lo que a tu madre le haría feliz o lo que a tu mejor amigo le haría feliz. Tampoco se trata de hacer aquello que te produce más elogios de parte de los demás, o hacer esa actividad que en los medios sociales tienen más “Me gusta”.

No es completar el máximo de cosas en el día de tu lista de tareas, tampoco la sensación de haber logrado algo o haber cumplido una obligación.

¿Qué te hace realmente feliz?

Es la pregunta más importante que puedas hacerte nunca. ¿Qué hace que tu corazón cante y tu alma sonría?

Estas preguntas realmente son importantes, no sólo porque si no realizas ese anhelo profundo dentro de ti, podrías terminar en un estado de depresión crónica y con enfermedades en tu cuerpo. Sino también porque es tu luz interna la que debe brillar en este mundo para que tu estés sano. Cuando no realizamos lo que tenemos dentro, es como esa cadena de luces del árbol de navidad, si una se funde, las demás dejan de funcionar.

Mereces una Vida que Ames. Esta es la Lección que Aprendí

Si eres de los que han pasado meses de su vida trabajando como un burro para hacer felices a los demás, tu padre o tu madre entre otros. Quizás querías su admiración y reconocimiento por encima de todo, dejando en un rincón tus propias necesidades, dejando en otro rincón lo que te hacia feliz.

Quizás tu abuelo te dijo que lo más importante que debes hacer con tu vida es convertirte en un hombre o mujer con un salario de seis cifras antes de que cumplieras los 30 años de edad, y tu programaste eso en tu mente. A lo mejor has conseguido ese logro, o alomejor te estas esforzando al máximo por alcanzarlo. Mereces una Vida que Ames. Pero de cualquiera de las dos formas, sientes que algo no encaja.

Hay personas que tienen las siguientes conversaciones consigo mismas:

“Me encanta escribir”
“Pero mi padre dice que los escritores se mueren de hambre”

“Pintar es una de mis pasiones”
“Pero si lo hago tendría que acostumbrarme a vivir en una caja de cartón”

“Me encanta el yoga”
“Sin embargo hay cosas mucho más importantes, como ganarme la vida”

Haz lo que dice tu corazón

Uno puede continuar así hasta ahogar sus propias necesidades y ceder ante los deseos de su padre o madre. Pero nunca es tarde para despertarte y darte cuenta de ello, puedes haber pasado 30 años de tu vida haciendo algo que no te gusta por quedar bien con otra persona, pero tu tienes la esencia de tu potencial dentro de ti, tienes que vivir tu propia vida, no la vida de otra persona.

Mereces una Vida que Ames. Si haces lo que llevas dentro del corazón, no sólo te ganaras tu respeto, sino el de los que te influenciaron para hacer su voluntad. Ya que verán tu madurez y la autoconfianza que eso conlleva.

Así que, es hora de que respondas a esta simple pregunta: ¿Qué te hace feliz?

Un abrazo,

Elías Berntsson 

Fuente: Rebecca Butler – http://www.mindbodygreen.com

(Leído 522 veces - 1 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on print

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

17 comentarios en “Mereces una Vida que Ames. Esta es la Lección que Aprendí”

  1. Es muy importante que hagamos lo que nos gusta hacer, que no dependamos de los gustos o comentarios de las demás personas. hacerse cargo de sus gustos es una parte importante para siempre estar bien contigo mismo….. disfrutemos día a día lo que nos gusta hacer..!! saludos!!!

  2. Gracias por tu mensaje tan valioso. Pase muchos años intentando mantener la paz. Recién hace poco empiezo a pensar en mi, pero aún me cuesta. Tengo mucho que pensar.
    Saludos!

  3. Gracias Estimado Elias
    Uno se olvida de uno mismo por quedar bien con los demas, pero este es un grave error.

    Tus palabras me hacen reflexionar y hago lo posible por aplicarlas en mi diario vivir, pues quiero ser una persona Feliz

    Gracias nuevamente

    Un abrazo desde Chile

  4. NÉLIDA MAGDALENA BENITEZ VILLALBA

    Gracias Elías.
    Todo lo que haces esta muy bien! Gracias por tu esfuerzo y cariño.
    Con cariño y profundo respeto, Nélida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.