Modifica tu Imagen Interior “Por Bernardo Stamateas”

Modifica tu Imagen Interior. Todos los seres humanos tenemos dos imágenes, la imagen exterior y la interior. La imagen exterior es lo primero que se ve del otro, es decir, que la imagen exterior es muy importante porque nosotros cuando conocemos a alguien por primera vez no vemos el interior sino lo externo.

Es por eso que debemos aprender que como nos vemos es muy importante en los primeros treinta segundos de encuentro con el otro. Cuando una persona te ve, tu imagen exterior conforma la opinión que ella tendrá de ti.

La imagen interior tiene que ser el resultado hacia tu imagen exterior, puedes tener una imagen exterior maravillosa pero una imagen interna muy pobre, y esa dualidad no transmite la confianza ni la empatía necesaria que necesitamos para poder establecer relaciones interpersonales sanas.

Para trabajar en nuestra imagen interior no existen cosméticos ni cirugías sino que necesitamos revisar nuestra vida interna y nuestras emociones para que lo de adentro esté de acuerdo con el exterior que damos a conocer. Veamos entonces de qué estamos hablando:

Modifica tu Imagen Interior

Todos tenemos una imagen de nosotros mismos, ¿Alguna vez creíste que podías hacer una cosa y a los diez minutos que no lo lograrías jamás? Esto se debe a que tenemos una imagen propia interior que muchas veces nos hace sentir inadecuados. Sin embargo, toda imagen interior negativa que tengamos de nosotros mismos podemos modificarla si adquirimos los hábitos necesarios. Que son:

  • Verte como una persona capaz.

Tienes que visualizarte como alguien capaz, como alguien que todo lo puede lograr. ¿Tienes una deuda? Eres capaz de pagarla. ¿Tienes una enfermedad? Eres capaz de sanar. ¿Tienes una crisis? Eres capaz de superarla. Tienes que verte en tu interior como alguien que puede.

Dicen los investigadores que una persona a los ocho años de edad ya ha escuchado ciento cincuenta mil veces “no puedes” (no enciendas la tele, no pongas el dedo en el enchufe, no abras la puerta…) y escuchó sólo cincuenta veces “puedes”. Es por eso que necesitas construir una imagen de capacidad y alimentarla cada día. Mírate como un campeón, como a una persona a la que le acaban de dar un premio.

Apártate de las imágenes negativas

Rompe con todas aquellas imágenes negativas que elaboraste de ti mismo dentro de tu mundo interior. No te veas como una persona débil, como una víctima de las circunstancias. Cambia esa imagen debilitada de ti mismo, habla, busca ayuda profesional si es necesario y vuelve a crearte tú mismo.

  • Alegrate por las cosas buenas que le ocurren a otros.

Es importante aprender a desarrollar lo bueno que le pasa a los demás. Muchas veces estamos tan concentrados en nosotros mismos que nos olvidamos de alegrarnos por otros. Pareciera que es más fácil compartir el dolor ajeno y acompañar a otro en su sufrimiento, pero necesitamos aprender a festejar los éxitos de los demás, dado que cuando lo hagamos, siempre habrá alguien que festeje también nuestros logros.

  • Se reiterativo de lo bueno.

Cuando escuches o leas una frase, o se te ocurra una idea que te impacte tienes que repetirla hasta que se forme la imagen interna en tu mente. Si cuando nos duele algo lo repetimos hasta que ni aun nosotros mismos queremos escucharnos, ¿por qué entonces no repetir lo bueno?

El problema es que recibimos una palabra positiva y nos impacta en el momento y nos emocionamos, pero después nos olvidamos porque nos ahogan las preocupaciones. Debemos ser constantes con aquellas cosas que nos hacen bien.

  • Disfruta cada minuto.

Disfruta el momento, el ahora.

El mañana aún no llegó y el pasado se fue. Disfruta de tu familia, de tus hijos, de la comida, de tus amigos, de los arboles de en frente, de la brisa de la tarde, de las olas del mar… ¡Disfruta de todo! Algunas personas gastan la primera mitad de su vida para hacer desdichada la segunda. Y a otros se les han ido los años y no han podido disfrutar de sus logros, de sus afectos.

Para poder capturar un momento al máximo, tienes que conectarte con tu ser interior, con tu parte más profunda que es tu espíritu. Y esto se logra siendo conscientes del momento que vivimos, de todo aquello que nos produce el momento sin irnos mentalmente al pasado o al futuro. No te desconectes de los buenos momentos recordando las cosas malas que ya forman parte del pasado o preocupándote por el futuro que todavía no está aquí.

Recuerda: de acuerdo con lo que hables de ti mismo y cómo te veas, será tu nivel de estima. Y de acuerdo con tu nivel de estima, será tu nivel de conquista. Sólo cuando creas que eres tal o cual cosa, serás capaz de verlo reflejado en tus acciones.

Un abrazo,

Elías Berntsson

(Leído 264 veces - 1 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

9 comentarios en “Modifica tu Imagen Interior “Por Bernardo Stamateas””

  1. Elías, muchas gracias por cada frase que compone su artículo, es increíble lo bien que hace leer o escuchar palabras motivantes o recibir este tipo de estímulos, la verdad nos enseña a amarnos a nosotros mismos y a creer sobre todo en la capacidad con la que Dios nos envió a la tierra, que siga recibiendo las bendiciones del Creador y nuevamente gracias por compartir,
    Saludos!

  2. Olá Elías, parabéns pelos artigos.
    Cada palavra é bem vinda e sempre ajuda -nos a refletir o que estamos a viver no momento e não só.
    Minha baixa auto estima é não gostar do reflexo ao espelho, achar que os outros me chamam de burra e feia, que tenho a mania, que sou um bicho do buraco…
    Por vezes sinto-me bem outras vou ao charco, ja tive várias depressões e por tres vezes esgotamentos. a medicação da-nos cabo do cerebro e ficamos gordas e não sei como sair do ciclo vicioso que é ora estou bem ora estou no poço.
    beijinhos e um bem aja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *