Programa tu Mente para la Victoria -Una Mente Positiva-

Programa tu mente para la victoria -Una mente positiva-Quiero hablarte hoy sobre programar tu mente para la victoria. Nuestra mente es como una computadora, lo que programemos en ella es lo que va a resultar. Si tu pasas el día pensando “Yo nunca saldré de las deudas” “Yo nunca voy a adelgazar” “La economía probablemente hundirá mi negocio” “No creo que mi matrimonio dure mucho” .Tus propios pensamientos pondrán los límites a tu vida.

Para aumentar tu autoestima necesitas reprogramar tu forma de pensar, durante todo el día debemos pensar. “Este será un excelente día” “Me amo y me respeto” “Soy único e irrepetible”. “Las bendiciones me persiguen, ningún obstáculo es demasiado para mi” .Cuando tu haces eso estas programando tu mente para la victoria.

Jesús dijo “Tú te convertirás en lo que crees” Eso significa que si crees que siempre estarás gordo, siempre lo estarás, si crees que no tienes mucho que ofrecer, no eres atractivo y los demás son mejores que tú.Iras por la vida con baja autoestima y te perderás la vida misma. Tienes que DARLE LA VUELTA y empezar a programar tu mente para la victoria.

Debemos pensar cosas como “Estoy bendecido” “Soy fuerte” “Soy creativo” “Soy atractivo” .Cuando haces eso atraes las bendiciones de Dios. Un estudio que se hizo en Estados Unidos sobre personas que necesitaban cirugía de rodilla por artroscopia revelo algo muy curioso, sus rodillas estaban desgastadas y era necesario limpiarlas.Un grupo de doctores con permiso de las familias tomaron a un grupo de pacientes y en vez de hacerles la cirugía verdadera donde limpiaban la rodilla, ellos solo hicieron tres pequeñas incisiones alrededor de la rodilla como si en verdad hubieran hecho algo.

Programa tu mente para la victoria

Cuando los pacientes se despertaron después de la cirugía ellos pensaron que les habían hecho la cirugía de verdad. Algo que fue interesante es que dos años después.Los pacientes que tuvieron la cirugía falsa reportaron el mismo alivio del dolor que los pacientes que tuvieron la cirugía de verdad, y esto no solo ocurrió en su mente. Cuando los doctores los examinaron después de tiempo pudieron ver cuánto habían mejorado la rodilla de su paciente. Su conclusión fue como la mente esperaba que la rodilla mejorara entonces mejoró, esto les permitió sanar por completo.

¿Cuánta gente habrá que a programado su mente para esperar derrota? .Para esperar mediocridad y fracaso, ellos se habrán dicho mil veces “Yo no voy a mejorar” la mente se pone a trabajar y hace justo eso.Asegúrate que nunca mejore, asegúrate que sienta más molestias más inflamación y más dolor.

¿Cuántas personas viven en la vida inseguros, intimidados, incapaces…? La mente se pone a trabajar y dice “Ya tengo mis instrucciones, se lo que debo hacer, me debo encargar de que sea lento, torpe, que nunca tenga buenas ideas y que cometa muchos errores” ¿Cuál es el problema? Hemos programado nuestra mente para la derrota, nuestra mente está funcionando perfectamente bien, nos ayuda a convertirnos en los que estamos creyendo.

La buena noticia es que si esto funciona en la manera incorrecta entonces también funciona en la manera correcta.

Un abrazo,

Elías Berntsson

(Fuente: Joel Osteen)

(Leído 1.345 veces - 1 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

3 comentarios en “Programa tu Mente para la Victoria -Una Mente Positiva-”

  1. hola, la neta esta muy interesante éste articulo, ya que estoy absolutamente de acuerdo con lo que se menciona, apenas tuve un accidente en la planta de los pies y ls primeros dias ya sea por dolor o por quererme sentir más importante o que me tuvieran más cuidados, hacia el dolido, al que le costaba mucho caminar…
    en fin, pasaron los dias y despues me di cuenta que el dolor habia desaparecido y comence a programar mi mente de tal manera que no me acordara de eso y cuando me preguntaran dijera: ya estoy más que bien , listo para echar la reta 🙂

    un abrazoo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *