¿Qúe Hacer para Empezar a Atraer lo Positivo?

forest-868715_1920¿Qué hacer? ¿Ya identificaste cómo y en qué nivel se encuentra actualmente tu habilidad para atraer lo positivo? ¿qué tanto la pones en práctica en la cotidianidad? En primera instancia, lo aconsejable es que reflexiones sobre este aspecto. teniendo como punto de partida la muy honesta y concienzuda autoevaluación previa que realices. Tómate el tiempo que consideres conveniente para este paso inicial.

Así como para construir una casa, primero se debe revisar cómo es el terreno y cómo son las condiciones físicas-ambientales. para desarrollar una habilidad como la de atraer lo positivo se requiere primero cerciorarse de cómo está la actitud en el momento presente. ¿es positiva o no? ¿cuanto? ¿cómo mejorarla de tal manera que se disponga de un terreno fértil de pensamientos positivos en el cual se puedan comenzar a levantar unos cimientos bastante resistentes?.

En los próximos artículos se hablará con detenimiento acerca de la magia de atraer lo positivo. pero antes de ello debo aclararte los siguientes aspectos:

Este tema no se trata de supersticiones. Por el contrario, tiene fundamentos académicos, científicos y vivenciales. No se trata de “me gustaría que eso sucediera”. Se trata de “esto es lo que deseo y me pongo en acción”; no se trata de “tengo o no tengo suerte”, se trata de “elijo, decido y construyo”; no se trata de “una varita fantasiosa de los deseos”, se trata de “convicción, constancia y disciplina”.

¿Qué hacer? Un proceso práctico

La magia de este proceso radica en que una vez lo comprendas y te familiarices lo suficiente con la parte práctica, los momentos positivos empiezan a hacer su aparición en tu camino casi en cadena, uno tras otro, así como de forma progresiva y algo muy importante.

Sientes verdaderamente que ahora sí estás llevando las riendas de tu vida. La magia de atraer lo positivo hace referencia aquí a un arte. Todo arte es completamente susceptible de aprenderse y de vivirse cuando te conectas profundamente con la emoción positiva que te generan tus anhelos. Tú eliges los materiales que emplearás, el contenido, el diseño, los colores y le agregarás tu toque personal a la obra.

Ahora, teniendo en cuenta estas premisas fundamentales para el desarrollo de esta maravillosa habilidad te invito a que lleves a cabo este ejercicio preliminar.

Es muy sencillo y te tomará alrededor de diez minutos:

Ponte en una postura cómoda, cierra los ojos y relájate. Respira lenta y profundamente varias veces (7 aproximadamente). En el momento en que sientas tu mente más despejada de pensamientos y tu cuerpo más relajado de cualquier posible interferencia física, comienza a imaginar que estás frente a una cascada de aguas muy puras y cristalinas.

Te sientas a la orilla y notas cómo tu rostro se ve reflejado con nitidez en estas aguas. Observas cómo todo lo que das te es devuelvo, si frunces el entrecejo, las aguas te mostrarán un rostro poco agraciado de enojo. Si sonríes, las aguas te mostrarán un rostro que emana paz y alegría. De este modo, aquellas aguas transparentes y cristalinas se convierten desde ya en tu propio espejo.

Tomas consciencia de que definitivamente todo tu ser se siente mejor cuando sonríes. Cuando miras con pasión y cuando te abrazas con amor. Quédate allí unos instantes recreando la imaginación. Sintiendo en detalle todo lo positivo que vayas experimentando.

Una vez contactes realmente con alguna emoción positiva. Por ejemplo, amor, gratitud, paz, confianza, fe, alegría, etc. Elige entonces una parte de tu cuerpo (por ejemplo, una oreja , una mano, una mejilla, un dedo u otro). Ahora toca es parte de tu cuerpo y quédate así durante 1 minuto aproximadamente y luego suéltala. Vuelve a tu estado original poco a poco. Respira de nuevo lenta y profundamente varias veces hasta que te sientas listo/a para abrir los ojos y regresar a tus actividades.

¿Qué hacer? De aquí en adelante

Cada vez que te conectes con una emoción positiva como la alegría. Vuelve a tocarte exactamente en la misma parte del cuerpo en que lo hiciste durante la meditación anterior, así estarás creando un “ancla”. Para evocar una emoción agradable al asociar un estímulo positivo con una señal (en este caso, la señal sería tocarte una parte del cuerpo).

Con la práctica suficiente, esta ancla se va haciendo cada vez más efectiva. Logrando así por ejemplo, que cuando te sientas abatido por algo, con solo tocarte en aquella parte, actives la emoción positiva, ya sea de alta o de menor intensidad, pero que en últimas te ayudará a mantener un mejor balance de tus emociones.

Se pueden crear otro tipo de anclas, e incluso lo hacemos muchas veces sin darnos cuenta. Por ejemplo, si cada vez que estamos en nuestro feliz encuentro con nuestro ser amado suena justamente la misma canción, dicha canción se convertirá en el ancla (en el estímulo que evocará la emoción positiva).

Entonces, en las siguientes ocasiones con solo escuchar aquella canción aún sin estar con nuestro ser amado, se producirán las mismas emociones de bienestar y satisfacción. Si estamos desmotivados por algo y suena aquella canción nos hará revivir sensaciones positivas porque la canción fue anclada a una situación o a un recuerdo positivo.

Pero, lo mismo sucede al revés: si muchas veces suena determinada canción justo cuando estás discutiendo con alguien, en las veces siguientes, sin necesidad de discutir nuevamente sino solamente con escuchar aquella canción se reactivarán en ti las mismas sensaciones negativas.

Es así como funciona.

Los condicionamientos que llevan años y años operando en nuestra mente subconsciente, debemos sacarlos a la luz en el diálogo con nosotros mismos para comprender mejor qué es lo que nos pudiera estar afectando en ciertos momentos y para elegir quizás reinterpretar los condicionamientos negativos con el fin de reducir el efecto nocivo de estos en nuestra propia vida. Mientras tanto, ¡démosle la bienvenida a todos los estímulos reconfortantes y placenteros porque se sabe que de allí brotan muchos de los insumos que necesitamos para continuar en nuestra tarea continua de ser felices!

(Leído 1.003 veces - 1 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 comentario en “¿Qúe Hacer para Empezar a Atraer lo Positivo?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.