¿Qué te Quita la Alegría? Sal del Bucle | Por Victor Kúppers

¿Cuál es una de las ideas que apuntan los expertos? Que hay que salir del bucle. El bucle es donde estamos casi todos la mayor parte del tiempo.

Pero no todos los problemas son mundiales, por eso te hablan de relativizar. Y relativizar en psicología positiva, ¿cómo se aplica? Entendiendo que todos tenemos problemas. No existe una vida sin “problemas”, eso es infantil. Aunque como bien decía el Doctor Wayne Dyer: “No tienes ningún problema, solo crees que tienes un problema”, pero eso es otro tema más profundo.

Ahora, relativizar significa recordar que en la vida hay dos tipos de problemas: los que son de categoría drama, esos momentos en los que solo se puede llorar, llorar, llorar y no hay consuelo. Todos lo hemos vivido, como con el fallecimiento de un ser querido, una enfermedad muy grave. O alguien que tiene 58 años, no tiene trabajo ni expectativas de encontrarlo, y tiene niños en casa. Un drama.

En un pueblo no se ve tanto, porque solo hay 50.000 habitantes, pero cuando voy a ciudades grandes, veo a mucha gente buscando en los contenedores. Si tú ves a alguien buscando en un contenedor, y no te conmueves, ni hay algo dentro que te duela, es que te has vuelto inhumano, insensible. No mala persona, pero sí insensible, porque a fuerza de verlo tantas veces nos vamos insensibilizando.

Lo que dicen los expertos es que debemos ser sensibles al sufrimiento de los demás, porque, si podemos, ayudamos. Y además eso evita que nos volvamos intransigentes crónicos, quejicas permanentes.

Así que, cuando una persona tiene un drama, es normal que no sonría. Pero si lo que tienes no es un drama, entonces es otra categoría de problema que se llama circunstancias a resolver, y cuando uno en su vida solo tiene circunstancias a resolver, el derecho a dejar de sonreír es muy dudoso. Y no es porque seamos malas personas, sino porque estamos en un bucle donde nos acostumbramos a sufrir.

Relativizar no significa que todo te dé igual, porque todos necesitamos desahogarnos. Pero hay un desahogo razonable, y muchas personas no lo encuentran nunca. Pasan años enojadas con la humanidad, porque claro, es muy fácil quejarse de todo.

En un ahogo razonable, dejas salir todo, te indignas, pero luego respiras. Respiras y te das cuenta de que “esto” es lo que hay, no vas a poder cambiarlo. Y tampoco es un drama.

La pregunta que todos deberíamos hacernos es: “A mí, ¿qué me quita la alegría?” Parece una tontería, pero no lo es. Cuando te acostumbras a hacerte esa pregunta, te paras, porque todo el día corremos. ¿Qué te quita la alegría? ¿Es un drama? Tienes todo el derecho. ¿Es una circunstancia a resolver? Respira, desahógate y acaba. Porque, si no, hacemos una montaña de tonterías.

La serenidad es aceptar que las cosas son como son, no como nos gustaría. No aceptar lo que no nos gusta es lo que nos pone de mal humor. Piénsalo, desahógate, pero no lo vas a cambiar.

A veces, la vida nos obliga a relativizar de golpe. Nos enseña a distinguir entre lo que es un problema, un drama de verdad, y lo que es una tontería. Solo imagina despertarte mañana con un bulto en el cuerpo, o encontrárselo a tu hijo o a tu hija, que es peor. Ese tipo de cosas nos enseñan la diferencia.

¿Cuántos de nosotros somos privilegiados y no sonreímos por tonterías? Pregúntate eso. ¿Cuántas veces, si alguien se nos hubiera acercado en la calle y nos hubiera preguntado qué nos pasa, le habríamos dado razones que no son dramas?

Vamos por ahí enfadados por tonterías, y solo cuando tenemos un problema de verdad nos damos cuenta.

Entonces, ¿cómo se sale del bucle? Preguntándote: “a mí, ¿qué me quita la alegría?” Casi nada es tan grave. Todo lo demás son circunstancias a resolver.

(Leído 4.157 veces - 2 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

7 comentarios en “¿Qué te Quita la Alegría? Sal del Bucle | Por Victor Kúppers”

  1. María Gpe Martínez,no enviar correo gracias uso poco el CEL. Por la luz

    Gracias 😊 por confirmarme solo tengo circunstancias a resolver,no me quita la alegría,ya estaba haciendo un plan,y siempre salgo adelante gracias a Dios a Uds y a mi que estoy consciente de todo.lo ejército y todo se soluciona muchas Gracias por Confirmarme,Muchas bendiciones y un Abrazo fuerte🤗🙏😍💖🙋🌟😘😃🤩

  2. Buenos días.
    Saludos desde Argentina, encontré la página de aumentando mí autoestima, justo en el preciso momento, por el que atravesaba, y me ayudó de gran manera…
    Gracias y Dios los bendiga por existir y estar en el preciso momento…
    Gracias a Dios Padre Jehová estoy bien y con la seguridad de solucionar positivamente para ambos…

    1. Todo lo que necesitamos escuchar o leer, llega siempre en su momento oportuno. Espero que sigas disfrutando de nuestro contenido. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.