¿Quieres una Vida más Feliz? Sé más Egoísta

Ser más egoista

¿Habías pensado alguna vez que lo único que necesitas para comenzar a ser más feliz y sentirte pleno en la vida es ser un poco más egoísta?

Por lo general, pensamos que el egoísmo es una cualidad negativa y que serlo significa no estar lo suficiente “despierto” espiritualmente, o ser una mala persona. Sin embargo, el egoísmo tiene caras distintas y no siempre es perjudicial, sino que dependerá de la intención con la que lo apliques y del resultado final.

En este artículo quiero hablarte del lado bueno del egoísmo, y cómo pensar más en ti. Poner tus necesidades y sueños en primer lugar, puede cambiar tu vida para bien.

El egoísmo nos impulsa a seguir nuestro llamado interior sin importar la opinión de los demás

Quiero que recuerdes una situación o momento muy importante en tu vida en la que deseaste tener al apoyo de tu familia o tu pareja. Puede haber sido justo antes de tomar una decisión que cambiaría tu futuro para siempre, por ejemplo: una cirugía o un cambio de empleo.

¿Qué hubiera pasado si ninguna de las personas que son realmente importantes para ti hubiera confiado en que tendrías éxito? ¿Si te hubieran contagiado de miedo y negativismo?

Muchas personas renuncian a sus sueños cuando se sienten desprotegidos o cuando pierden el apoyo de los demás. Y lo que es peor: se convencen de que olvidarse de sí mismos es un acto de bondad o madurez.

Esto se debe a que muchos hemos crecido en un ambiente cultural donde se recompensa el sacrificio. Creemos que, a veces, ser un buen hijo, un buen marido o una buena esposa significa renunciar a nuestras necesidades para atender las del resto.

No somos lo suficientemente egoístas, y esto nos hace tomar decisiones que, tarde o temprano, nos conducen a una vida llena de frustración y amargura.

Por eso, cuando te hablo de ser más egoísta no me refiero a “pasar por encima de los demás” o causar daño deliberadamente para alcanzar tus objetivos, sino, simplemente, de atreverte a ser tú mismo.

¿Cómo puedo comenzar a ser más egoísta cuando siempre pensé que era algo malo?

Sin duda, la parte más difícil del proceso es abrirte a ver el egoísmo como una cualidad constructiva y tan positiva como dedicar tu vida a ayudar a los demás.

Casi siempre nos dicen que las personas que se han desarrollado espiritualmente y que merecen nuestra admiración dedican su vida al servicio desinteresado, y a ayudar a otros a hallar su camino. Sin embargo, los líderes y maestros espirituales que hacen esto han tenido que elegir su destino primero dando la máxima prioridad a su llamado interior.

Seguramente, todos ellos tuvieron momentos de duda, personas a su alrededor que los desalentaron y les pronosticaron fracaso. Por eso, si lo piensas, también debieron ser egoístas y atreverse a elegir su camino sin importar la opinión de los demás.

En consecuencia, gracias a esto podemos enriquecernos con sus enseñanzas y experiencias personales hoy en día, incluso siglos después.

Lo mismo pasa cuando diriges tu intención y energía a hallar primero tu lugar. Solo entonces estarás capacitado para ayudar a otros a hacer lo mismo. Entonces, el primer paso en el proceso es ocuparte de ti, lo cual no siempre es fácil.

Hay tantos miedos y pensamientos incómodos atrapados en el subconsciente que, para lidiar con ellos, a veces preferimos enfocarnos en la vida de los demás, en lo que hacen “bien” y lo que hacen “mal”. Así no tenemos que preocuparnos por lo que pasa dentro de nosotros.

Para comenzar a practicar el egoísmo sano, tendrás que empezar por asumir lo que no te gusta de ti, de tu cuerpo, de tu matrimonio, de tu empleo… Reconocer que hay aspectos en tu vida que no marchan bien y que podrías estar haciendo las cosas mucho mejor puede ser irritable al principio, pero es el único camino.

Solo con esta consciencia plena puesta en el aquí y ahora podrás ver las oportunidades que ya hay a tu alrededor para cambiar lo que no te gusta.

Todo a tu alrededor cambia cuando Tú cambias

Lo que ves a tu alrededor no es realmente lo que hay fuera, sino dentro de ti. Como Wayne Dyer dijo:

Cuando cambias la forma en que miras las cosas, las cosas que miras cambian.

Cuando comienzas a ser más egoísta, muchas cosas cambian y la primera es la percepción que tienes del mundo. Dejas de ver la vida como un castigo, dejas de sentir tu corazón enfermo y tu cuerpo cansado todo el tiempo.

Recuperas el entusiasmo y la esperanza, como si volvieras a ser niño otra vez, y te aseguro que de pronto soñarás con hacer grandes cosas de nuevo.

El lado bueno del egoísmo es este: el empoderamiento personal. La sensación de no depender de la opinión o aprobación de nadie para ser feliz.

En el camino, ser más egoísta te ayudará a deshacerte de malos hábitos y a romper cadenas de apego con personas que no te convienen. Llegarás a esto poco a poco, y cuando lo hagas tu vida dará otro giro transformador hacia una versión más segura de ti mismo.

Ahora, debo advertirte que muchas de las personas que llamas “amigos” o “seres amados” dejarán de serlo. No necesariamente porque vayan a cambiar su forma de ser contigo, sino porque el modo en que te tratas a ti mismo cambiará por completo. Comenzarás a ser más generoso, transparente y amable contigo, y eso tal vez implique serlo un poco menos con los demás.

A veces, los grandes cambios vienen con grandes decisiones y tendrás que lidiar con ello. Pero hacerlo te acercará al éxito y a la realización en todos los ámbitos de la vida, así que no te desanimes. Sigue adelante con entusiasmo y alegría. Nunca estás solo.

(Leído 6.326 veces - 1 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on print

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

10 comentarios en “¿Quieres una Vida más Feliz? Sé más Egoísta”

  1. José Ignacio Fajardo

    La verdad es que para ser feliz en la vida es muy importante pensar en tus sueños y estar consiente de que muchas personas a tu alrededor no estarán de acuerdo con tus sueños
    Lo importante es llevar a la acción tus sueños ahí está lo más importante tu valor y tu intención de hacerlo

  2. Yo estoy en ello, cuesta cuando hay que desprenderse de personas de la familia porque son diferentes a lo que nos gustaría y más te trae malos momentos que buenos. Aunque cambies y los ves menos te siguen hacer daño. Como dejar de culparse?

  3. Como ser egoísta es para la religión popular …malísimo.es bueno verlo desde otro prisma.La religión me dijo que tengo que ser la última y sufrir y amar amar y ser buena y eso me castro…gracias por esta reflexión que me da un nuevo paradigma para ver con otros ojos y Amarme a mi misma…empezaré con ser egoísta sana.😁👍GRaCias

  4. Que tal Elías, tengas muy buen día.
    Yo me encuentro encarcelado injustamente en México voy para 2 años y el estar aquí me ha dañado por completo mi autoestima y desconfío de todos (hasta de mis seres queridos) pero el día de hoy me puse a ver tus vídeos pues busco superar mi depresión y todo ese coraje que me ha causado está injusticia y lograré superarme.. seguiré firme en tu blog, espero pronto contarte mi superación.
    Dios te bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.