Wayne Dyer | 5 Minutos Antes de Dormir

Antes de dormir - Wayne Dyer

Introducción 

Esta y todas las noches, por el resto de tu vida, quiero que te tomes los últimos cinco minutos antes de irte a dormir, y sepas que estás a punto de programar tu mente subconsciente.  

Tu mente subconsciente sale a flote, la mayoría de las veces, en casa, cuando estás en un estado de inconsciencia. Cuando te vas a dormir.  

Si pasas los últimos cinco minutos de tu día, como lo hace mucha gente, pensando en todas las cosas que no te gustan, en todas las cosas que no funcionaron, en lo terrible que te sientes, en quién abusó de ti, en quién fue hiriente contigo, en quién dijo esto o aquello, estás constantemente programando tu mente subconsciente.  

Ahora, cuando despiertes, volverás a ser uno con la mente subconsciente universal. La mente de Dios, de donde provenimos.  

Todos somos un conjunto de expresiones personales individualizadas de esa única cosa que llamamos el Tao, Dios, la Mente Divina, el Alma o el Espíritu… Pero el Tao que puede ser llamado no es el Tao.  

Así que tienes que ser realmente cuidadoso sobre cómo programas tu mente subconsciente. Esto es del libro de Job:  

En un sueño, en una visión de la noche, cuando el profundo sopor cae sobre los hombres mientras duermen en sus camas, entonces él abre los oídos de los hombres y sella su instrucción.  

Job 33:15-16 

Cuando estás durmiendo en tu cama, él abre tus oídos y sella tu instrucción.  

Lo que pones en tu mente subconsciente en el momento en que estás por entrar en un sueño profundo depende por completo de lo que haces tres o cuatro minutos antes de irte a dormir. Así que lo que quieres es poner en tu imaginación afirmaciones que incluyan el “Yo soy…”:  

  • “Yo soy el bien” 
  • “Yo soy feliz” 
  • “Yo soy pacífico” 
  • “Yo soy próspero” 
  • “Yo soy abundante” 
  • “Yo soy Dios” 
  • “Yo soy Dios” 
  • “Yo soy Dios” 

Porque, en un núcleo básico, cada uno de nosotros es eso.  

Meditación 

Cierra los ojos y solo escucha esta meditación. Es del libro: “Tres Palabras Mágicas”. Esto es lo que me gustaría que te digas a ti mismo cada noche:  

“Sé que soy un espíritu puro, que siempre lo he sido, y que siempre lo seré. Dentro de mí, hay un lugar de confianza, calma y seguridad, donde todas las cosas son conocidas y entendidas. Esta es la mente universal, Dios, del que soy parte y que responde a mí tal y como se lo pido.  

Esta mente universal conoce la respuesta a todos mis problemas, e incluso ahora, estas respuestas están acelerando su camino hacia mí. No necesito angustiarme por ellas, no necesito preocuparme por ellas o luchar por ellas. Cuando el momento llegue, las respuestas estarán ahí.  

Le entrego mis problemas a la grandiosa mente de Dios. Los dejo ir, confiando en que las respuestas correctas vendrán a mí cuando las necesite.  

Por medio de la “Ley de la Atracción”, todo lo que necesito en la vida para mi trabajo y plenitud vendrá a mí. No es necesario que me esfuerce por ello, solo creer, porque en la fuerza de mi creencia, mi fe hará que suceda.  

Veo la mano de la Inteligencia Divina justo sobre mí, en la flor, en el árbol, en el arroyo, en el prado. Sé que la inteligencia que creó todo esto “está dentro de mí” y “a mi alrededor”, y que puedo recurrir a ella ante la más mínima necesidad.  

Sé que mi cuerpo es una manifestación de espíritu puro, y ese espíritu es perfecto. Por lo tanto, mi cuerpo es perfecto también.  

Disfruto la vida, porque cada día trae una constante demostración del poder y las maravillas del universo, y de mí mismo. [Salto de ajuste de texto]Estoy confiado, estoy sereno, estoy seguro.  

No importa qué obstáculo o circunstancia indeseada se cruce por mi camino, me niego a aceptarlo, porque solo es una ilusión.  

No pueden haber obstáculos o circunstancias indeseadas para la mente de Dios, que está en mí, a mi alrededor, y me sirve ahora”.  

Esta es la gran lección. Lleva esto contigo.  

Cuando Herman Melville estaba escribiendo Moby Dick, no hablaba de un hombre buscando a una ballena. Se refería a un hombre tratando de encontrar a su Yo Superior.  

Él dijo:  

“Porque así como este océano espantoso rodea la tierra verde, así en el alma del hombre hay un Tahití insular, lleno de paz y alegría, pero rodeado de todos los horrores de una vida medio-vivida”. 

En cada momento de tu vida, tan pronto dejes de escuchar esto, tienes una elección: puedes ser un anfitrión para Dios, o un rehén para el Ego. Es tu decisión.  

Gracias, un abrazo.

(Leído 5.869 veces - 1 hoy)

P.D. ¿Tienes una sensación constante de ser menos valioso que otros?, ¿no te sientes a gusto contigo mismo?, entonces, sinceramente, te recomiendo escuchar mi curso 15 claves para una autoestima indestructible, en el cual encontrarás una guía para descubrir la felicidad donde siempre estuvo, en tí mismo. Haz clic aquí  para ver el vídeo de mi testimonio y conocer las 15 claves. Te contaré cómo sané mi autoestima, y cómo tú también puedes hacerlo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on print

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

8 comentarios en “Wayne Dyer | 5 Minutos Antes de Dormir”

    1. Gracias Elias, te descubri a través de YouTube hace un par de meses y no puedo dejar de escucharte todas las mañanas, cada día me siento mejor, me esta ayudando a conocerme y se que voy a evolucionar aun mas. Te lo agradezco de corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.